10 junio 2009

ARQUITECTURA 1950-2000

UN PANORAMA DIVERSIFICADO

No resulta fácil efectuar una rápida síntesis del panorama de la arquitectura en la segunda mitad del siglo XX. De un lado, debemos tener presente que en este periodo siguieron plenamente vigentes las grandes aportaciones que desde los años inmediatamente anteriores se habían efectuado por parte del movimiento racionalista y, en general, de lo que podríamos denominar como vanguardias arquitectónicas. De otro lado, en esta etapa, asistimos a una verdadera multiplicidad de propuestas arquitectónicas que vienen a responder a las variadas necesidades de una sociedad en acelerado progreso.

Óscar Niemeyer: "Congreso Nacional" (1958). Brasilia.

En este sentido, tres son las corrientes principales que podemos señalar:
.
* En primer lugar, los principios constructivos del racionalismo, en sus diversas tendencias, continúan vigentes en los autores que conforman el denominado estilo internacional, que arraiga en profundidad en los Estados Unidos, como consecuencia de la labor docente y edificatoria que realizan allí los grandes arquitectos procedentes de Europa y, de forma muy destacada Mies van der Rohe y Walter Gropius. Sin embargo, hallamos también propuestas de este estilo en los planteamientos que, desde Brasil, hace Óscar Niemeyer, sin olvidarnos del ejemplo de planificación urbanística que efectúa Le Corbusier para la ciudad india de Chandigarh.

* En segundo lugar, y casi de manera simultánea, asistimos a la aparición del llamado estilo tardomoderno, de alguna manera heredero del anterior, pero con la novedad de introducir en sus construcciones elementos relacionados con la revolución tecnológica que incluso pasan a formar parte de la propia imagen exterior del edificio, tratando de ofrecer una nueva estética. Al mismo tiempo, se trata de recuperar algunos elementos procedentes de la tradición más clásica. Los italianos Aldo Rossi y Renzo Piano, el inglés James Stirling y el norteamericano Richard Rogers serían los más destacados arquitectos de esta tendencia.

Aldo Rossi: "Cementerio" (1971). San Cataldo, Italia.

* Una tercera tendencia arquitectónica puede ser denominada como estilo posmoderno, que cabría considerar como una crítica a los presupuestos básicos del racionalismo. No importa ahora únicamente la forma del edificio. Interesa también su decoración, al tiempo que se apuesta por recuperar elementos de las distintas tradiciones arquitectónicas del pasado, lo que deviene en una especie de nuevo historicismo arquitectónico. El norteamericano Robert Venturi y el español Ricardo Bofill son los más destacados exponentes de esta corriente que, no obstante, carece de un carácter unitario.

Robert Venturi: Casa Vanna (1962-64). Chestnut Hill (Filadelfia). EE.UU.

Pero, en cualquier caso, quizás quepa decir que ninguna de estas escuelas o, más bien, tendencias arquitectónicas llegó al nivel de planteamiento teórico que fundamenta la obra del racionalismo, aunque no han tenido problemas para desarrollar en la práctica sus planteamientos, favorecidas todas ellas por la vorágine constructiva que pareció sacudir al planeta a partir de la finalización de la Segunda Guerra Mundial. Recorrer hoy los lugares centrales de las principales ciudades del mundo es bien demostrativo de ello. Había sitio para todos.

2 comentarios:

mavipas dijo...

Fantástico artículo.

Israel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger