29 septiembre 2008

LA CUEVA DE LA PILETA

ARTE PREHISTÓRICO Y NEGOCIO CONTEMPORÁNEO

Hace más de 20.000 años algunas bandas de cazadores-recolectores del Paleolítico Superior recorrían la escarpada orografía de la Sierra de Grazalema. En una de sus incursiones siguiendo el curso del río Guadiaro debieron ascender por una de las laderas de un cerro próximo al río. Habituados ya a este tipo de paisajes, y contando con la fortuna como aliada, encontraron allí una cueva en la que tal vez hallaran refugio durante unos días. Pero no sólo refugio, en sucesivas ocasiones esos grupos de homo sapiens paleolíticos también emplearon la cueva como lugar idóneo para realizar sus representaciones de animales y signos y probablemente sus ceremonias de magia propiciatoria de la caza. Durante mucho, mucho tiempo, en el transcurso de innumerables generaciones, la visitas ocasionales a la cueva seguirían repitiéndose. Los cazadores pasaban en la zona unos pocos días y luego continuaban su habitual recorrido nómada, en busca de nuevos recursos alimenticios.

Siguió pasando el tiempo y llegó el siglo XX. En 1905, casi con toda certeza más de veinte mil años después de la primera entrada de los hombres paleolíticos en la cueva, un campesino de la zona, buscando abono de murciélago, la descubrió de manera oficial. El avispado campesino logró hacerse con la propiedad del terreno y esta es la razón por la cual, cuatro generaciones después, la cueva de La Pileta sigue estando, de manera incomprensible, en manos privadas. De este modo, la cueva que puede considerarse como la mejor muestra del arte rupestre franco-cantábrico en territorio andaluz está sometida a un régimen de explotación económica basado en la obtención de beneficios, con horarios que no se cumplen, con precios abusivos y con guías no cualificados que durante años han empleado lámparas de petróleo para mostrar las pinturas, lo que ha supuesto un cierto deterioro. Todo ello ha generado además algunos desacuerdos entre los propietarios de la cueva y la administración andaluza, que han llegado hasta el Tribunal Supremo.

Formaciones de estalactitas en el interior de la cueva.

La Pileta es una cavidad de considerables dimensiones en la que se distinguen diversos niveles y salas en los cuales se localizan más de tres mil motivos rupestres correspondientes a dos grandes etapas: de un lado, las pinturas pertenecientes al Paleolítico Superior; de otro, los repertorios postpaleolíticos, encuadrables en niveles correspondientes al Neolítico y a la Edad de los Metales.

Gran pez y signos esquemáticos de La Pileta. Hacia 15.000 a.C.
.
En tan amplio conjunto destacan sobremanera las representaciones de fauna propia del paleolítico, con más de 80 figuras zoomorfas. Se asignan a las etapas que van desde el Solutrense antiguo hasta el último Magdaleniense, con una cronología que podría situarse entre unos veinte mil y ocho mil años antes del presente. Las especies representadas son diversas: uro, caballo, ibix, ciervo y cabra montés. Llaman la atención especialmente lla yegua preñada del denominado "santuario" y el gran pez de metro y medio de longitud de la última sala, una representación poco frecuente en la pintura paleolítica y que se ha identificado con un mero o una platija. Predominan siempre los silueteados y el empleo de los tres colores característicos de la etapa: rojo, amarilo y negro. Junto a los animales aparecen también pinturas esquemáticas e ideomorfos de difícil interpretación.

Por otra parte, el negro fue el color predominante empleado para las pinturas postpaleolíticas, en las que el esquematismo se impone de manera completa. En su mayor parte se han asignado a una etapa neolítica, corroborada por el hallazgo de algunos recipìentes cerámicos en el interior de la cueva. Se asigna a estas manifestaciones una cronología de unos cinco mil a tres mil años antes de Cristo.
.
"Macaronis" rupestres.
.
He visitado en nueve ocasiones la Cueva de La Pileta, acompañando a grupos de alumnos de los centros en los que he impartido clases. Siempre efectué el recorrido con la misma ilusión que la primera vez. Y siempre me pregunté como un conjunto artístico (también geológico) de esta importancia podía encontrarse en manos privadas. Nunca sabremos con certeza si la cueva fue, además de un lugar de asentamiento provisional, un santuario en el que los hombres paleolíticos llevaban a cabo ritos de iniciación y propiciatorios de la caza. Seguirán formulándose teorías al respecto, pero la bruma de los miles de años transcurridos desde la primera ocupación seguirá velando el misterio. Nosotros, en cambio, deberíamos velar porque las pinturas de la cueva no se deterioren más y, dentro de otros veinte mil años puedan seguir siendo admiradas.
.
Existe una web, organizada por la autodenominada "plataforma de amigos de La Pileta" en la que se ofrecen informaciones variadas sobre la cueva, algunas carentes de rigor histórico y con abundantes errores de expresión, como la que identifica una "venus paleolítica" entre las pinturas. Visitad también esta página, con texto y galería fotográfica. Como muy probablemente no visitaréis la cueva, aquí tenéis una PPT con imágenes de algunas de sus impresionantes pinturas.
.

21 comentarios:

José Aguilera dijo...

Enseña ¿qué?
He visitado la Pileta muchas veces. En una ocasión, mientras esperaba con otras personas para poder visitarla, escuché un comentario de alguien que decía: ¡Que pena, con lo importante que es esto y lo abandonado que está!
Yo no se si vd. es de los que piensa lo mismo. Lo cierto es que más de cien años después del descubrimiento de la cueva, tanto el entorno como el arte rupestre que contiene se mantienen intactos gracias a la familia Bullón. ¿Quién da más?
¿Negocio la cueva de la Pileta?, que equivocado está vd.. Yo no se que enseña en ENSEÑ - ARTE, si es arte, debería dar gracias a quienes han logrado conservar nuestro patrimonio en la Cueva de la la Pileta.

Aurelio Gómez dijo...

No solo mientes descaradamente, sino que además tienes erratas y faltas de ortografías. Repasa bien tus absurdos comentarios antes de hacerlos públicos. Pena me da de aquellos que aprendan de Vd..
Parece que no habla Vd. de la Cueva de Altamira, ni de lascaux, en manos de la entidad pública, y por desgracia, y mala gestión sobre todo, están destrozadas, teniendo que recurrir a una réplica que nos ha costado mucho dinero a los contribuyentes. Todo gracias a licenciados, doctores, y catedráticos incompetentes.
Lea Vd. algo que desmiente su palabras.
Lean un fragmento del informe, que por parte de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA se insta a la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, Sevilla.
"Con todo ello se concluye, tal y como se desarrolla en los dos apartados anexos a este informe, que el estado de conservación de la Cueva de La Pileta y de sus pinturas rupestres es excelente y tiene medidas de protección adecuadas a sus sistema actual de visitas públicas, y que el Proyecto de Estudio cumple los requerimientos que permitirían un mejor conocimiento científico de la misma y un adecuado control de su conservación y apertura al público.
Sevilla a 12 de abril de 2007."

Juan Diego Caballero dijo...

Aurelio: me gusta esa forma de pasar del tú al usted sin transiciones, pero no me gusta eso de que me llames mentiroso, sólo porque no pienso como a ti te gustaría que pensase. Incompetentes hay en todas partes, claro. También entre los licenciados, doctores y catedráticos. Y los hay entre quienes escriben en los blogs y entre quienes hacen comentarios en ellos.
Me parece excelente que defiendas que la cueva esté en manos privadas. Pero dice poco de tus ideas democráticas que te dediques a insultar a quien no opina como tú. Eso te descalifica.
(Ah, de lo de la Santa Isabel de Hungría, mejor no hablamos).
Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

José, yo también he visitado muchas veces La Pileta. Y tengo recuerdos inmejorables de lo que allí he podido ver. Pero, mira por dónde, si lo que inspira a los dueños de la cueva a mantenerla abierta no es el negocio... entonces, ¿qué es? ¿Simple amor al arte?. Bien, esto es opinable, claro.
Pero, emplearé sus propios argumentos. Usted habla de "nuestro patrimonio". Si es "nuestro", ¿por qué la propiedad de la cueva establece los precios de entrada? ¿Por qué he visto como personas venidas desde lejos han debido esperar en la entrada más de tres horas hasta que se formase un grupo que, a juicio del guía, justificase el recorrido?
Finalmente, si quiere saber qué se enseña en ENSEÑ-ARTE, lea más entradas. probablemente le quedará claro.
Saludos cordiales
JDC

Alexandra Quitzke dijo...

Señor catedrático: ¿quiere usted decir que si la Cueva de la Pileta fuese pública no se cobraría un precio por su entrada? ¿quiere usted decir que si fuera "de todos" no sufriría deterioro?¿nos quiere hacer creer que se respetarían a raja tabla los horarios, sin colas, con gente cualificada de guía(como usted supongo)...? por favor no me haga usted reir y visite más cuevas de propiedad pública, si es que están abiertas a todos, o sólo a la élite intelectual como usted.
Diga claramente si con estas acusaciones de mala conservación, de explotación y de lucro son debidas a su "amor al arte" o a un interés político.
Déjese de hipocresía y de falacias, demuestre con bibliografía y con escritos científicos todas sus acusaciones porque parece más un político demagogo que un catedrático.
Enseñe arte y no "malas artes".

Juan Diego Caballero dijo...

Estimada señora Quitzke: quiero decir lo que he dicho en el artículo. Y creo que es bien fácil de entender. Lo que no he dicho (y no sé de dónde lo supone) es que yo sea un guía cualificado para enseñar cuevas, que por cierto he visitado de todo tipo, incluso públicas, aquí y en otros países. Me alegra hacerla reir, porque la risa siempre viene bien, sobre todo a gente que parece tan seria como usted, que parece no admitir opiniones contrarias.
Finalmente, es obvio que sus últimas palabras la descalifican por completo.
Saludos cordiales,
JDC

Natalia y Adriana Llanos dijo...

Sr. Aurelio Gómez:
Somos dos alumnas de Juan Diego, y la verdad, no tiene por qué sentir pena de nosotr@s ya que nosotros estamos aprendiendo del mejor. Ya le gustaría a usted tener la oportunidad de la que gozamos nosotros al poder aprender de una persona tan cualificada como lo es el Sr. Juan Diego y con tanto amor al arte como el que tiene.

Un saludo.

Natalia y Adriana Llanos

PD: Sra. Quitzke, le aseguramos de primera mano que el Sr. Juan Diego nos enseña de todo menos malas artes.

Juan Diego Caballero dijo...

Natalia y Adriana: me alegra que coincidáis conmigo en que en clase no nos dedicamos a la brujería o la hechicería. Gracias por vuestras palabras.
Saludos cordiales.
JDC

Miski dijo...

Sin entrar en el tema de si el contenido de la cueva está bien o mal conservado, pues lo desconozco, sí he de decir que no me cabe en la cabeza que se pueda ser propietario de una cueva y más aún cuando contiene restos y pinturas que fueron de las personas que las realizaron y , en nuestros días, son de todos los humanos. Tampoco entiendo cómo alguien puede ser dueño de un arroyo, un trozo de río, una montaña o miles de hectáreas...¿es que las piedras llevan el nombre del propietario? Tengo entendido que cuando se compra un terreno, en realidad se compra el derecho a usar la superficie, sólo la superficie, así que desde este punto de vista también es cuestionable la propiedad de algo que está "dentro".
Y creo que se puede opinar sin faltar el respeto a nadie.
Un saludo.

PD:no se si ya lo dije pero te tengo puesto en mi blogroll.

Juan Diego Caballero dijo...

Miski, te agradexco profundamente tus opiniones, con las que, además, coincido plenamente.
Saludos cordiales y gracias también por el enlace.
JDC

José Aguilera dijo...

Sr. Diego, no me venga con personas esperando tres horas, cree vd. que las pinturas estarían como están si cada vez que llega alguien, por muy catedrático que sea, hubiera que enseñarlas. A propósito, vd. que ha visitado la Pileta tantas veces y tan mal le parece todo, ¿ha utilizado el Libro de Reclamaciones para exponer alguna queja? ¿a que va a ser que no?
Lo que me queda claro es que a vd. no tienen que descalificarlo, porque se descalifica solito. Dígame si no, como calificaría a un alumno que le redacta un trabajo con un texto ya manido que puede leerse en cualquier guía turística, tergiversa hechos para sustentar el argumento y para rematar, no sólo copia - pega imágenes sin citar la fuente, sino que tiene la desfachatez de entretenerse durante más tiempo del que le ha requerido el texto, en ir manipulando cada imagen para borrar cualquier rastro que evidencie su procedencia. ¿A que suspende? ¿o es opinable?
Muy feo D. Diego, ¿eso enseña vd. a sus alumnos? A mi se me caería la cara de vergüenza, y no tengo, desde luego, su formación académica.
Para muestra un botón: ver
imagen
a manipular e imagen nº 18 (a pantalla completa por fa) del PPT manipulada. Reconozco que se esmeró en las anteriores, pero después de tanto clonar se le escapó algo, ¿lo ve verdad?
Imagen: http://www.cuevadelapileta.org/descubrir_archivos/imag_cuev/s-pez.jpg
Imagen nº 18 PPT: http://www.myplick.com/view/bwfpmbNdYgj/LA-CUEVA-DE-LA-PILETA
Imagen nº 18 PPT (copia 800x600 píxeles) : http://lh5.ggpht.com/salaman.es/SOYn97-TFvI/AAAAAAAABMI/nhBkfFnP2Ng/s800/pileta1-bis.JPG
Tenga vd. un buen día, sr.
P.D: Tenía razón Alexandra, vd. utiliza "malas artes". Lo siento por vosotras chicas.

Juan Diego Caballero dijo...

Estimado Sr. Aguilera:

La formación académica no tiene nada que ver con la buena educación. Ésta se nota, sobre todo, en el respeto a las ideas ajenas (aunque no cincidan con las propias) y en evitar insultar a los demás. No sé quién es usted y en cambio usted dispone de la suficiente información sobre mi, accesible en este blog.

Sólo me detendré en comentarle varias cosas: de entrada, éste es un blog que carece de otro interés que el didáctico. No hay aquí negocio alguno, como por cierto, ocurre con la explotación comercial privada de la cueva de La Pileta (¿o cree usted que se muestra al público por mero amor al arte?). Aquí se trata de que mis alumnos aprendan Arte acercándose al mayor número posible de obras. Para ello, entre otras cosas, a veces recurro a tomar diversas fotografías de distinta procedencia. Sin embargo, la página que usted señala está expresamente citada en el artículo. Página que por cierto, recurre a otras fotografías ajenas y no cita siempre su procedencia (veo, como ejemplo, el caso de la Venus de Tan-tan). No por eso voy a cosiderar que se trata de "malas artes", no señor.

Como me pregunta algunas cosas, le responderé de manera resumida. La última vez que trate de visitar La Pileta con un grupo de alumnos (usted ya sabrá que las citas se conciertan por teléfono) una señora me indicó que sólo aceptaban visitas particulares y grupos de estudiantes universitarios. Al parecer, los alumnos de enseñanza secundaria no eran (al menos entonces) bienvenidos. No había, además, forma alguna de reclamar y no se me informó de que hubiese un libro al efecto. Digamos que, quizás, no existiese hace unos años. No puedo probar lo que digo, pero no gano nada comentándoselo.

En fin, veo que usted me ha suspendido (bueno estaría que, además, usted fuese profesor)por emplear una técnica de enseñanza a la que cada vez recurren más profesores, interesados en hacer más atractivo el aprendizaje a sus alumnos. Y me suspende usted por lo que llama mis "malas artes". Supongo que emplea este término en tono insultivo y tratando de descalificarme ante mis alumnos. A ellos les enseño a diario las ideas que aquí le he expuesto. Por lo demás, no sé de qué arte calificará usted que se iluminen pinturas paleolíticas con lámparas de petróleo o que ¡se celebre una boda en el salón del pez! Como decía Goya: "y no hay remedio".

Daré por finalizada la polémica, porque no me dedico a polemizar con lectores, valga la redundancia, sino a enseñar Arte (o malas artes, a su juicio). Aquí no hay costumbre de borrar los comentarios de los demás, así que insultar le sale gratis.

Que tenga también usted un buen día. Éste y los siguientes. Saludos cordiales,
JDC

Aurelio Gómez dijo...

Señor J. Diego, es cierto que en la Cueva de La Pileta, al igual que en todas las cuevas visitables de ámbito público o privado, se paga una entrada que sirve, supongo, para sufragar los gastos tanto fijos como variables que conlleva el estar abierta al público. Gastos como puedan ser los salarios de los guías, seguros sociales, seguros de responsabilidad civil, etc. Como he mencionado antes, esto es así en todas las cuevas, también en la públicas, pero existe una diferencia al respecto, y es que en las privada pagamos la entrada una vez, y en la pública pagamos la entrada además de pargarla también con nuestros impuestos. ¿No cree Vd. que en las públicas, la entrada debería ser gratuita? En este caso, ¿No cree Vd. que existe más negocio en lo público que en lo privado?.
Con respecto a esa larga espera de la que Vd. habla para visitar cueva, tengo que decirle que, puede ser que tenga que esperar a formar un grupo, pero eso no tiene ningún interés económico, sino todo lo contrario. Muchas personas se van sin verla por no esperar. La espera se lleva a cabo, al objeto de reducir el número de visitas. Si a lo largo de la mañana se hacen tres visitas, y para la primera no hay ni la mitad de un grupo, se puede esperar 30 minutos y se reduce una visita, todo ello va en pro de la conservación de la cavidad. NO puedo decir lo mismo de la cueva de Altamira, Las Maravillas, El Tesoro, o Nerja en la que por no existir el interés económico, se celebran hasta conciertos o festivales dentro de la cueva. ¿Será eso negocio?. Y para eso, sí que no hay remedio.

Adriana Llanos dijo...

Señor Jose Aguilera, repetimos, que ya quisiera usted tener un profesor como el nuestro. Usted es el que debería tener ideas propias y no solo defender algo porque le pagan. Todos los alumnos que han pasado por el Sr. Juan Diego le agradecen todo el esfuerzo que pone, por tanto no hace falta que usted ni siquiera nos mencione. A ver si va a darnos pena a nosotros.
En cuanto a su ataque en el que dice que nosotros copiamos comentarios, decir que, antes de hacer un comentario nos informamos, sólo estamos en 2º de Bachillerato asi que no podrá esperar que sepamos lo que sabe un catedrático o simplemente usted; en ningún momento COPIAMOS, solo queremos aprender, y si eso implica leer muchos textos y sacar ideas de ellos, lo haremos.

Un saludo

PD: No sigais con las "malas artes", como dice el Sr. Juan Diego, asís solo os descalificáis vosotros mismos.

Juan Diego Caballero dijo...

Adriana: yo creo que hay personas que no tienen muy claro en qué consiste lo de enseñar y aprender. Debieron olvidarlo hace tiempo, o tal vez no puedieron aprenderlo nunca. Pero yo ya he dejado cerrada esta polémica (una pena, ahora que está empezando a ponerse interesante). Así que no creo que merezca que perdamos más tiempo en ella. Nos esperan el arte egipcio y, luego, el griego. ¿Te imaginas en manos privadas la Gran Pirámide a la Acrópolis de Atenas?
Saludos cordiales
JDC
JDC

Anónimo dijo...

He visitado la cueva de la Pileta dos veces en mi vida,la primera vez a la edad de doce años en 1973,y la última hace unos tres años.El comentario que tengo que hacer es que es muy español esto de apuntarse a " empujar el carro cuando ya ha salido del barro". Con esto quiero decir que teniendo en cuenta que lo ideal en un pais preocupado por su patrimonio cultural sea que la gestion y explotacion de dicho patrimonio la realizen las instituciones creadas para ello, en este caso de la Cueva de la Pileta, creo que la familia que se ha encargado de su conservacion y explotacion han hecho una labor encomiable,y en mi opinion desde luego no solo con animo de lucro.Creo que ahora,mas de un siglo despues de su descubrimiento,las instituciones y los profesionales del arte y la cultura deberian reconocer de alguna forma la labor ejercida durante tantos años por los gestores de la pileta,que a mi juicio,han igualado y superado a otros "publicos",y no de solo intentar que esa labor pase a otras manos,quien sabe si mejores.

Juan Diego Caballero dijo...

Anónimo: aunque (como es evidente) no comparto sus opiniones, no puedo sino agradecer su comentario por la mesura con la que lo efectúa y decirle que, en todo caso, los puntos de vista distintos al mío son tan respetables como éste. Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Hola, soy de cadiz y voy a visitar la cueva este fin de semana. Me gustaria saber si hace falta pedir cita o se compra la entrada alli, muchas gracias.

Juan Diego Caballero dijo...

Anónimo: no sé cómo va la cosa ahora. Yo que tú, llamaría antes y me informaría. Saludos cordiales.
JDC

braams dijo...

Es una pena que esta cueva tan importante a nivel humano histórico, no esté mejor cuidada y atendida ya que por esa deficiencia me quedé sin admirar la más famosa de sus pinturas, como es la yegua preñada, pues los arqueologos habian determinado que no convenia su visita por cuestión de conservación.
Entonces ¿para que coño enseñan la cueva si no se pueden ver sus pinturas mas representativas?.Si se deterioran que se ponga algun remedio menos el de no visitarlas por aquello de preservarla para el futuro.
Ayer yo era futuro y hoy ya empiezo a ser pasado, así que me quedé con las ganas valencianas de ver la fecunda yegua.
Esto fue en Junio de 2010. Seguramente los arqueologos se lo pasan de miedo gastando putadas a los verdaderamente interesados, no turistas.

Rosa dijo...

Ayer estuve visitando la cueva y me pareció una maravilla. No sé si estará bien cuidada (las lámparas de petróleo no creo que sean lo adecuado, sobretodo por el olor que desprendían), lo que sí pude apreciar es la ilusión del guía, biznieto del descubridor de la cueva, las explicaciones llenas de cariño que nos daba más allá que las de cualquier guía turístico que se limita a repetir automáticamente una información aprendida.
En ese sentido no me parece que la familia propietaria de la cueva tenga un interés meramente lucrativo.
Pero al margen de todas esas consideraciones y aún reconociendo que la gestión pública de nuestro patrimonio cultural, en muchas ocasiones,deja mucho que desear, no puedo entender como un cueva de la importancia de la cueva de la Pileta puede estar en manos de una familia. ¿Qué pasaría si la generación siguiente no fuese tan altruista o no tuviese interés o, lo que es más grave, fuesen unos incompetentes?

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger