10 diciembre 2007

EL CIMBORRIO EN LA ARQUITECTURA ROMÁNICA

EN TORNO A UNA POLÉMICA SOBRE LOS "CIMBORRIOS DEL DUERO".

En Historia del Arte se denomina cimborrio a aquella construcción que en una iglesia se eleva sobre el crucero del templo, independientemente de la planta que presente (cuadrada, cilíndrica, octogonal...) y de cómo esté rematada hacia el exterior. Esta estructura tiene una doble funcionalidad: de una parte, ilumina el interior del edificio; de otra, realza el eje central del espacio religioso, allí donde se cruzan los dos brazos de la cruz latina, formando precisamente el crucero.

"Torre del gallo". Cimborrio de la Catedral Vieja. hacia 1150. Salamanca.

Atraído desde siempre por la arquitectura románica, dediqué unos días el pasado verano a recorrer algunos de los templos más significativos de este estilo y, en especial, el grupo de iglesias a los que la crítica caracteriza por poseer unos cimborrios con algunas semejanzas, hasta el punto de denominar al grupo como "cimborrios del Duero". Se trata de las catedrales de Salamanca (vieja) y Zamora y la colegiata de Toro, en esta última provincia, a los que podría añadirse también la catedral vieja de Plasencia, en Cáceres.

Vista interior y exterior del cimborrio gallonado. 1174. Catedral de Zamora.

Pero, ¿qué caracteriza a los cimborrios de estos templos? Respecto a su cronología, todos ellos presentan fechas tardías, de la segunda mitad del siglo XII como muy pronto. En cuanto a su forma, vistos desde el interior, nos muestran cúpulas gallonadas (divididas por nervios, que compartimentan el espacio en cascos, cual si se tratase de los gajos de una naranja) elevadas sobre pechinas. Vistos desde el exterior, estos cimborrios aparecen cubiertos por escamas, logradas mediante la superposición de lajas de piedra. Además, suelen aparecer torrecillas adosadas, también rematadas en cúpulas.

De todos ellos, quizás el más interesante es el de la catedral de Zamora, mandada construir en tiempos de Alfonso VII y consagrada en 1174. En este cimborrio las pechinas se prolongan hacia el exterior mediante cuatro torres, mientras la luz penetra al interior por 16 ventanas con arcos situadas en el tambor cilíndrico que levanta la cúpula. Ésta se divide en 16 gallones y, siendo semiesférica desde dentro del templo, aparece levemente apuntada por su parte externa.

Pero cuando observamos estas hermosísimas construcciones, la polémica está servida. En opinión de unos, el origen de tales cimborrios es de procedencia oriental y mostraría la pervivencia de elementos bizantinos en la arquitectura románica. Según otros, la presencia de los cimborios gallonados se debe a una clara influencia del románico francés, ya que en el sudeste de Francia pueden encontrarse iglesias con estructuras muy semejantes, al menos vistas desde el exterior. No falta quien apunta que esta manera de construir se enraíza perfectamente en antiguas tradiciones hispánicas. Es evidente que los cimborrios se parecen ligeramente a las cúpulas bizantinas y, por otra parte, conocemos la presencia de arquitectos y clérigos franceses en el románico español.
.
Torre del Melón. Cimborrio de la Catedral Vieja de Plasencia. Siglo XIII.
.
Nunca sabremos a ciencia cierta cómo fue que estas construcciones acabaron levantándose en la zona del Duero e incluso más al sur (existe un elemento semejante en la catedral de Évora, en el Alentejo portugués), pero ahí quedan, con varios cientos de años sobre sus piedras, para dejarnos un mudo testimonio de la altura (no sólo física) que alcanzó la arquitectura románica en su intento de acercarse a lo divino; allí en el crucero, donde en la iglesia se producía el encuentro de los dos brazos de la cruz: la cruz de Cristo que el templo quería semejar en piedra.

En esta página tenéis más información sobre la polémica de los "cimborrios del Duero". Además, ved más fotos del cimborrio zamorano y leed varia información sobre la catedral de esa ciudad en el portal de romanicozamorano. Sobre la Colegiata de Toro, es muy recomendable esta página del romanicoaragones, del Dr. García Omedes, del que ya hemos hecho referencia en otras ocasiones y a quien corresponde la foto que aquí figura del exterior del cimborrio zamorano. Por otro lado, esta ficha de arteguias sirve para documentar la catedral vieja de Plasencia. Por último, no deberíais dejar de visitar la excelente web oficial de la catedral de Salamanca, en la que podéis obtener datos interesantes sobre su catedral vieja.
.
Cimborrio de la Colegiata de Toro. Finales del siglo XII.

6 comentarios:

Olga dijo...

Me encantó Zamora cuando fui el año pasado. Esa catedra es sin duda una de las joyas del país y la verdad es que no le dan el suficiente bombo.
Yo trabajo en un blog de arte también. En concreto de arte contemporáneo: www.artescontemporaneos.com Si quieres, ponte en contacto conmigo para colaboraciones.

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Olga: coincido contigo en la belleza de esa catedral y, además, de esa ciudad. Muy interesante tu blog, pero ya no me queda tiempo para escribir en más sitios.
Saludos cordiales
JDC

Casarroja dijo...

Hola Juan Diego, me llamo Fran, soy gallego estudiando diseño de interiores en Barcelona ... haciendo un trabajo de arte he descubierto tu blog. Y me he decidido a mandarte una gran enhorabuena. Me has ayudado un monton.
Escribo en este post porque es el ultimo y quiero asegurarme de que recibes mis felicitaciones.
Aunque el trabajo que estoy haciendo es de las vanguardias del XX. Y debido a lo que he leido aqui me ha llevado a especializarme en Rothko.
Me gusta la gente que se dedica a la enseñanza tan integramente y pasionalmente como lo haces tu. Consigues que la gente realmente se interese.
Un gran saludo!

Fran

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Fran: gracias por tus felicitaciones. Me alegra sobremanera que hayas elegido a Rothko para hacer tu trabajo sobre las vanguardias. Como habrás notado, siento por su obra una especial debilidad. Te anuncio que estas vacaciones publicaré en el blog una síntesis de su interesantísima biografía.
Si necesitas alguna cosa, ya sabes dónde estoy.
Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Hola Juan Diego, me llamo Oscar y estoy preparando oposiciones a secundaria. Tu trabajo me está resultando de gran ayuda. Pero eso no es lo importante, además me parece tremendamente entretenido por asequible y directo. Me gustaría ser profe como tu. Deseame suerte este me de junio. Graciasmpor tu trabajo y dedicación.

Juan Diego Caballero dijo...

Pues eso, Óscar: mucha suerte y que seas pronto profesor. Saludos cordiales, JDC

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger