07 enero 2007

TEMA 8.- EL ARTE GÓTICO

EL ARTE DE LA CIUDAD MEDIEVAL

Gaucher de Reims y Jean le Loup: Catedral de Notre Dame. (1241-1244). París, Francia.

Estatuas-columna. (Mediados del siglo XII). Pórtico de la Catedral. Chartres, Francia.

A comienzos del siglo XII nuevos aires recorren el occidente europeo. Es cierto que se mantiene la vieja división social (nobleza, clero y pueblo) y que el sistema señorial continúa en toda su pujanza, pero ahora podemos comprobar como el comercio y las actividades artesanales se han reactivado tras la época feudal y, con ellos, ha resurgido el mundo urbano. La ciudad va a ser, precisamente, el distintivo de la nueva Europa que se inicia en estos momentos. Y será en este mundo urbano, en el que la burguesía aparece como el grupo social más novedoso y moderno, donde se desarrolla en toda su dimensión un nuevo estilo artístico, el gótico, que simboliza a la perfección los cambios que a todos los niveles se están produciendo en el continente.

Es verdad que la religión cristiana continua siendo el elemento que domina la mentalidad de la época y, en consecuencia, un gran número de manifestaciones artísticas tendrá una clara finalidad religiosa; pero el gótico supera (en este sentido) al románico y alcanza también a las manifestaciones civiles. En todo ello la burguesía va a dejar su impronta, tanto si hablamos de catedrales como si nos referimos a los edificios municipales, a las lonjas de mercaderes, a los palacios o a los retratos, que comienzan a simbolizar el éxito social de quienes los encargan.

Jan Van Eick: "Retrato de hombre con anillo". (1430)
.
Por otro lado, en todo el periodo gótico podemos observar como la antigua unidad de las tres grandes artes se mantiene, si bien la escultura y la pintura irán alcanzando más altas cotas de independencia, hasta conseguir liberarse de su función menor con respecto a la arquitectura. Puede apreciarse este hecho, sobre todo, en el caso de la pintura, con la aparición de nuevos soportes alternativos al muro y de nuevas técnicas. Con todo ello, los autores italianos del trecento o los primitivos flamencos supieron reflejar en sus obras el nuevo mundo en el que vivían.

En cualquier caso, y como sucedió con el románico, el gótico es claramente un arte europeo, en el que las diferencias regionales no consiguen quebrar la unidad de formas característica de este estilo. Un estilo que sirvió para contar a la Historia que el mundo no se detenía y que las cosas cambiaban, como la pujanza de las ciudades dejaba claramente de manifiesto.
.
En definitiva, es esta nueva mentalidad urbana, impulsada por la burguesía, la que dio al gótico su acusada personalidad, permitiéndole mantenerse como estilo artístico más allá del siglo XV, cuando ya las formas renacentistas habían comenzado a difundirse ampliamente. Una frase muy repetida en la época fue la de que "el aire de la ciudad hace libre a quien lo respira". No siempre fue así en la realidad, pero esos aires urbanos de libertad consiguieron traer al arte nuevos caminos llenos de interés, de emoción y de belleza.

Rosetón con vidriera. (2ª mitad del siglo XIII). Catedral. León.

En esta página tenéis una breve síntesis, en castellano, de las características básicas del arte gótico, aunque carece de ilustraciones. Si queremos disponer de éstas, entonces habrá que recurrir al capítulo correspondiente de la Historia mundial del arte, en inglés, muy bien ordenada. Y, dado que las manifestaciones del arte gótico son tan abundantes, en la red hay más páginas específicas (de las que ya nos ocuparemos) que generales. En todo caso un listado amplísimo de enlaces está disponible en el portal que ya hemos citado otras veces.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta la cancion ^3^

Anónimo dijo...

.(

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger