28 agosto 2009

ANISH KAPOOR

LA ESCULTURA MESTIZA

Ya se sabe que quienes defienden puntos de vista racistas están completamente fuera de la realidad. Y no sólo porque sus ideas sean en sí mismas negativas al rechazar la igualdad entre todos los seres humanos, sino porque después de tantos siglos de Historia, sería imposible encontrar un solo individuo que pudiera jactarse de ser racialmente puro. Por fortuna, todos tenemos ya algo de mestizos y falta únicamente que esta situación acabe por extenderse de manera completa a la cultura, como la globalización se está encargando de hacer a marchas aceleradas.

Anish Kapoor. Izquierda: "1000 nombres" (1980). Derecha: "Como para celebrar lo que he descubierto". (1981).
.
De ese mestizaje universal del que hablamos da buena muestra el escultor Anish Kapoor (1954): su padré era hindú y su madre judía iraquí. Aunque su abuelo era rabino de una sinagoga, su educación fue completamente secular y, por si faltaba algo para que la diversidad fuese completa, cuando él tenía 19 años la familia se trasladó a Mónaco y algo después el joven se desplazó hasta Londres para acabar estudiando Arte yorientarse hacia la producción escultórica, aunque ha realizado también incursiones en la pintura. En todo caso, y con aquellos antecedentes, no es de extrañar que el escultor (practicante del budismo durante algunos años) se defina a sí mismo como un outsider y que no le guste ser identificado con una determinada nacionalidad (británica o hindú).

Anish Kapoor: "Sin título" (1990).

Desde comienzos de los años 80 del siglo pasado las obras de Kapoor han ido adquiriendo progresivamente más notoriedad, en un abanico de producciones que se encuentra a caballo entre lo conceptual y lo minimalista, pero siempre desde un punto de vista que refleja con claridad los rasgos de su formación multicultural. De este modo, sus primeras obras nos muestran formas geométricas realizadas a base de pigmentos de colores que evocan la sensualidad de los lugares donde el escultor residió en sus primeros años. De hecho, el propio artista afirma que para él el color no es únicamente un medio, sino una sustancia en sí misma, algo que tiene, per se, un valor físico.

Anish Kapoor: "Marsyas" (2002). Londres.
.
Aunque siempre ha mantenido su interés por la simplicidad de las formas, en un momento que podemos situar aproximadamente a comienzos de la década de los 90 Kapoor, sin olvidar del todo sus intereses anteriores, inicia una nueva etapa caracterizada por dos cuestiones: de una parte, se siente atraido por la experimentación con nuevos materiales (maderas, diversos metales, resinas...); de otra, muestra una tendencia a aumentar las dimensiones de sus esculturas que, en ocasiones, alcanzan tamaños verdaderamente gigantescos. Resulta así que, con frecuencia, el espectador situado ante una de estas obras tiene ante sí un objeto de gran tamaño y de enorme simplicidad, habitualmente de formas curvadas y de un único color brillante que parece invitarle, desde su misma sencillez, a la indagación sobre cuestiones ancestrales, primarias: las dualidades entre lo celeste y lo terrestre, entre la luz y la sombra o entre la materia y el espíritu.
.
Anish Kapoor: "Puerta de nube" (2004-2006). Chicago.
.
Podemos concluir afirmando que en el panorama de la escultura actual la producción de este artista de ninguna parte y de todos los sitios al mismo tiempo, de ninguna cultura y de todas a la vez, brilla con luz propia porque consigue crear una poética de la materia, construida desde la creencia de que lo explícito no ha de ser el objetivo perseguido por el escultor y según la cual corrresponde al propio espectador encontrar un significado a la que se presenta ante sus ojos. Tomemos un único ejemplo: la gigantesca escultura que figura a la izquierda de este texto, instalada en Chicago. Pesa más de 110 toneladas y alcanza aproximadamente 22 metros de largo, 13 de ancho y 10 de altura. Con ese tamaño, ese aspecto mercurial y esa forma de nube, sí que resulta posible "estar dentro del exterior de un agujero". La contradicción es la base de la vida.

Anish Kapoor tiene una excelente Web en la que puede seguirse su trayectoria y visualizar numerosas obras. Más información, en esta página en inglés y en esta selección de artículos del diario El País.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Me encanta el artículo sobre anish Kapoor! Actualmente resido en LOndres y me gustaria ver todas sus obras. Creo que se encuentran casi todas en Tate pero no he podido encontrar claramente nada que me le afirme. Gracias!

Te dejo mi correo electronico: salva22@hotmail.com

Juan Diego Caballero dijo...

Anónimo: hay obras de Kapoor en muchas ciudades. Gracias por el correo y saludos cordiales, JDC

Carlos Rafael dijo...

La sensacion que senti al estar cerca de una obra de Kapoor , fue la de integrarme al vacio a ser parte de el , a la divinidad y bellesa estetica de la ausencia del objeto , a la simple sensacion de ser parte integral de la obra .
El sentimiento de estar en su ultima exposicion en Londres ,ciudad cospolitan con visitantes de todo el mundo frente a la reflexion en la comcavidad de su obra , uniendo las razas , culturas y colores envueltos en un mismo espacio , en uno mismo mundo en un colage de movimientos abstractos , dan el acabado final del proyecto en contruccion ,en situaciones infinitamentes variables
Gracias , por por tu legado a la humanidad
Arq. Carlos Urtecho
crusnic14@mail.com, Nicaragua C.A.

Virginia dijo...

Es muy interesante este artículo, muchas gracias!

Anónimo dijo...

No seas pinche presumido Carlos Rafael ay si ay si tengo el dinero para ir a Londres y ando diciendole a todo el mundo. Hijo de toda tu reputisima madre porque ese dinero no lo usas para la jodida caridad de mierda pinche imbecil estupido cara de fundillo te voy a reventar los tanates

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger