26 agosto 2009

EL TEATRO ROMANO

UNA VISITA A LAS RUINAS DE NORA

Estando ya próximos los exámenes de Septiembre, vamos a aprovechar para dar unas nociones básicas de uno de los edificios más conocidos de la arquitectura romana: el teatro. Aprovecho para ello mi reciente viaje a Cerdeña, donde he podido contemplar y disfrutar sin prisas de una de estas construcciones, en excelente estado de conservación y con el atractivo añadido de encontrarse en un conjunto prácticamente situado a la orilla del mar. Me refiero al teatro romano de Nora, una ciudad de fundación fenicia que tal vez pueda remontarse al siglo VIII a.C. y que, andando el tiempo, sería refundada por los romanos tras la conquista de la isla en el año 238 a.C., hasta alcanzar el estatus de capital de la provincia de Sardinia et Córsica (Cerdeña y Córcega), lo que da buena idea del nivel de prosperidad que llegó a adquirir.

Teatro romano de Nora (Cerdeña, Italia). Comienzos siglo II a.C.

Es sabido que los primeros teatros romanos fueron erigidos en madera y que no sería hasta mediados del siglo I a.C. cuando se inició su construcción en piedra. Poco después, el tratadista y arquitecto Marco Vitruvio dejó consignadas en su Quinto Libro de Arquitectura las características que debía tener este tipo de edificios, así como los requisitos para su ubicación y construcción, que solía efectuarse a ras del suelo y no aprovechando los desniveles del terreno para levantar el graderío. Fue así como, siguiendo este modelo, todos los teatros romanos presentan un trazado semejante, en el que las diferencias que pueden encontrarse son escasas, respondiendo sobre todo a tamaño, elementos decorativos y otros detalles menores. Básicamente, el edificio se dispone en tres partes:

Planta y alzado de un teatro romano.

* La cavea o graderío, donde se sientan los espectadores. Se encuentra dividida en tres niveles o alturas (ima, media y summa, de abajo hacia arriba) y compartimentada en sectores, con pasillos para el acceso a las gradas. Habitualmente el público ocupaba sus asientos en función de la jerarquía social imperante.

* La orchestra: un espacio semicircular situado ante el escenario y que podía emplearse como lugar reservado a las autoridades o como sitio en el que se situaba el coro. Uno de sus rangos distintivos es que solía pavimentarse con materiales más lujosos que el resto del edificio.

Planta de teatro romano de Nora (Cerdeña).
.
* La scaena: o escenario de planta rectangular, en el que se distingue el lugar en el que se llevaban a cabo las representaciones (proscenium) y la parte que mira hacia el público (frons scaenae), a modo de telón pétreo, cerrada con una estructura arquitectónica (habitualmente construida en un determinado orden clásico) y que solía decorarse con esculturas.

La entrada y salida del público se hacía a través de unos amplios pasillos abovedados (vomitoria) y podían existir también diversas estructuras de servicio o de carácter complementario.

Este sencillo y funcional modelo vitruviano es el que pude contemplar en el teatro de Nora, levantado en época de Adriano (comienzos del siglo II a.C.) y de reducidas dimensiones. Aunque ha perdido (como suele ocurrir en estos edificios) gran parte de las parte más elevadas del graderío, las zonas inferiores se conservan prácticamente completas, como ocurre con la orchestra, en la que aún el visitante puede comtemplar un amplio sector del pavimento original realizado con opus sectile, a base de placas de mármol que componen motivos geométricos. Entre la estructura de pilares de ladrillo que sostenía el suelo del escenario fueron hallados varias vasijas de grandes dimensiones (dolia), que han querido ponerse en relación con las observaciones de Vitruvio sobre la acústica de estas construcciones. Sin embargo parece más probable que su localización allí se deba a un momento posterior, cuando ya el edificio había perdido su original función escénica. En todo caso, el arquitecto romano dejó descrito un modelo que se siguió fielmente en todo el Imperio. Roma, nada menos.

Dos vistas del teatro romano de Nora (Cerdeña).

Sobre teatros romanos puede consultarse la amplísima información de esta Web, centrada en España, pero con numerosos datos de carácter general, así como el contenido de esta exposición virtual sobre el tema. El Quinto Libro de Vitruvio puede leerse en este enlace. Por último, sobre la ciudad de Nora, en italiano, hay buenas informaciones en la página de la misión arqueológica y en esta otra, donde podréis descargaros una guía del conjunto.

5 comentarios:

  1. Hablando de teatros romanos, en Extremadura estamos de enhorabuena porque el de Medellin nos está dando sorpresas casi semanales en cuanto a hallazgos, prometo un post en cuanto tengas más información... ;-)

    ResponderEliminar
  2. Duncan: algo había leído. Creo que hay una estratigrafía que se inicia en época islámica. Otro teatro que sumar a la amplia lista de los que ya conocíamos en Hispania. saludos cordiales.
    JDC

    ResponderEliminar
  3. Como simepre muy buen artículo. Por si a algine le interesa dejo un link a un post de mi blog sobre el teatro Romano de Cartagena (espero que al autor no le moleste).

    http://potnia.wordpress.com/2008/07/12/teatro-romano-de-cartagena/

    Suerte.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la buena info, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Pues igualmente para ti, Carelia: saludos cordiales. JDC

    ResponderEliminar

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

PARA REFLEXIONAR

PARA REFLEXIONAR