02 marzo 2009

FRANCIS BACON

REALISMO DESTRUCTIVO

A finales del mes de abril de 1992 un anciano anglo-irlandés de 82 años desembarca en el aeropuerto de Madrid. No viene a hacer turismo en la capital ni en ningún otro sitio del país; ni siquiera piensa asistir a la recién inaugurada Expo-92 de Sevilla. Salvo la persona que ha venido a visitar, prácticamente nadie sabe que ha llegado a España y esta situación se mantiene durante varios días, hasta que de repente el anciano se siente indispuesto. Por sus propios pasos se dirige a una de las clínicas de la ciudad, en la que es ingresado y en la que finalmente fallece unos días después, en la más completa soledad.

Francis Bacon: "Tres estudios para un autorretrato" (1976).

El fallecido se llamaba Francis Bacon (1909-1992) y puede ser considerado, sin duda ninguna, uno de los pintores más destacados del siglo XX, por la absoluta originalidad de su obra, la cual resulta inclasificable en ninguna de las corrientes artísticas de la época. Un pintor cuyos cuadros se cotizan ya en las subastas al mismo o superior nivel que los de Picasso o Rothko y a quien, con motivo del centenario de su nacimiento, le dedican una exposición antológica tres grandes museos: la Tate Modern, El Prado y el MOMA.

Francis Bacon: "Estudio del Papa Inocencio X de Velázquez" (1953). Londres.

Adolescente enfrentado a su ámbito familiar, obsesivo, solitario, elegante, de condición homosexual, desordenado, algo bohemio. Tal vez estos rasgos de la personalidad de Bacon nos ayuden a comprender su obra, caracterizada por una elevada dosis de coherencia, algo que se echa muchas veces de menos en el arte contemporáneo. Bacon fue siempre un pintor figurativo. Ver uno de sus cuadros es asomarse de alguna manera a la realidad. Pero aquí acaba toda lógica. Porque, ¿qué realidad es esa que nos muestra preferentemente figuras humanas en gestos imposibles, en posiciones anómalas, contrahechas, desfiguradas, mutiladas?

Francis Bacon: "Niño paralítico caminando a cuatro patas" (1963). La Haya.

Efectivamente, la pintura de Bacon tiene por protagonista casi absoluto al propio ser humano, visto desde una óptica completamente personal que deviene en la conversión del mismo en un ser deforme, frecuentemente confinado en espacios acotados por líneas, juanto a los que de manera paradójica queda en el lienzo una amplia superficie vacía, habitualmente mostrada en un solo color. Y ese es el tema que podemos encontrar en la pintura de Bacon casi desde sus mismos comienzos. Unas veces se trata de seres humanos inventados, como los varios cuadros inspirados en el retreto de Inocencio X de Velázquez. Pero en numerosas ocasiones los representados son amigos o amantes del pintor, a los que mutila o distorsiona sin piedad, dejando un halo de tristeza, de dolor e inseguridad en el espectador.

Pasé más de dos horas el otro día contemplando estos desgarradores cuadros de Bacon que difícilmente dejarán impasible a alguien. Recordaba aquella frase que había leído un par de días antes, en la entrevista de 2001, en la que el pintor afirmaba que "uno no pinta como le da la gana, así, de pronto: uno pinta porque tiene algo que decirse a sí mismo...". Entonces, si la pintura de Bacon es autobiográfica, como él mismo señalaba, y sirve pàra dar cuenta y razón de la propia existencia, concluía yo que pese a todo su éxito su vida debió ser completamente atormentada. Una vida rematada con una forma de morir tan singular. La soledad.

Izquierda: Francis Bacon: "Retrato de John Edwards" (1988). Inferior: "Tríptico" (1973). Londres.

El Museo del Prado ha creado en su Web una excelente sección sobre esta exposición, con visita guiada en vídeo e imágenes de varias de las obras reunidas. Sobre el mismo tema, es muy ameno y original (aunque está en inglés) el recorrido visual que nos ofrece la Tate Modern. Por otra parte, ésta es la Web oficial, muy bien ordenada, de los herederos de Bacon y en esta otra página se presenta abundante información sobre el pintor. Además, en esta página de El País podréis descargaros la entrevista a la que he aludido más arriba, realizada al artista un año antes de su muerte. Concluyo con esta Web de un museo de la Haya que ofrece, al hilo de una exposición del año 2001, un análisis de 25 de las pinturas de este artista singular.

12 comentarios:

contemplador dijo...

No sé si ha leido vd. este artículo de Félix de Azúa.

http://www.elboomeran.com/blog-post/1/6203/felix-de-azua/sobre-el-alma-y-el-cuerpo/

Más que hablar sobre Bacon el artículo es una crítica a la historiografía empeñada en explicarlo todo en base a los avatares biográficos del artista; pero no deja de ser divertido.
Me gustó mucho "El amor es el demonio", creo que es una película bastante fiel a lo que tuvo que ser la personalidad de Bacon. Igual sería interesante proyectar en clase unos fragmentos de las reinterpretaciones fílmicas que de las obras de Francis Bacon realiza el director de la película.
Y el artículo fantástico, como siempre.

Anónimo dijo...

Hola! soy una chica d historia dl arte y acabo d hacerme un nuevo blog dedicado especialmente al impresionismo, aunque habra d todo. Vi este blog y m parecio muy interesante =) ya m apunte como seguidora vuestra ;)

Anónimo dijo...

no m deja comentar si no soy anonimo :S
http://impresionarte-elade.blogspot.com
ese es mi blog.

Miski dijo...

Gracias de nuevo, porque cada vez que paso por aquí aprendo y comprendo.
Un saludo desde Lituma en los Andes

Juan Diego Caballero dijo...

Contemplador: no lo había leído. Ahora sí, de manera que gracias por la información y por tu opinión. Yo creo que la biografía de un artista explica en alguna medida lo que su obra nos presenta. ¿Cuánta medida? Eso no lo sé.
Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Pues muy bien, anónima lectora, aunque ese nuevo blog tuyo parece que, de momento al menos, es inexistente. Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Miski: tú siempre tan amable. Me alegra leerte por aquí, "Lituma". Saludos cordiales
JDC

Óscar dijo...

Estuve el sábado a mediodía en el Prado visitando la retrospectiva de Bacon. Me gustó bastante, es un pintor que me fascina por su fascinación y admiración hacia los clásicos (Velázquez, Goya), con ciertas similitudes con nuestro Antonio Saura. Es increíble la gran cantidad de obras interesantes que tiene, me impresionaron sobre todo los trípticos y los retratos, sobre todo el de su amante Georg Dyer en bicicleta o sus autorretratos. Aparte del magnífico homenaje a Van Gogh. En definitiva, me pareció muy bien montada y presentada.

Otra cosa: me he encontrado una interesante enlace de sitios del Patrimonio de la Humanidad con espectaculares imágenes panorámicas. Puedes verlo en:

http://www.world-heritage-tour.org/earth/map.html

Un saludo y de nuevo, felicidades por tu excelente blog.

Georgi dijo...

Creo que hay pocos artistas que logren tanta incomodidad en un cuadro como Bacon.
Es justamente uno de los sentimientos más difíciles de lograr, por lo cual, doble merito.
Me ha gustado mucho el blog, es la primera vez que entro.
Saludos!

Daniela Floridia dijo...

¡Cuanto disfruto pasar por éste blog! No sólo por la venda que cae al mirar el arte de manera más profunda y estudiada.
Música excelente.
Buen trabajo!

Gracias ,desde Argentina

Juan Diego Caballero dijo...

Óscar: gracias por tu visita, por tu opinión sobre el blog y por la recomendación de esa interesante página. Aunque compartimos el interés hacia Bacon, yo no acabo de encontrar las similitudes con Saura, aunque todo es opinable, faltaría más.
Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Georgi y daniela: muchas gracias por vuestras visitas y opiniones sobre ENSEÑ-ARTE. Saludos cordiales,
JDC

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger