20 enero 2008

EL REALISMO SOCIALISTA

A PROPÓSITO DE UN CUADRO DE ISAAC BRODSKY
.
Isaac Brodsky. "Lenin en el Instituto Smolny" (1930). Moscú.

Terminábamos ya nuestro viaje de estudios por Amsterdam y fuimos a visitar, con ciertas prisas, el museo judío de la ciudad. Allí, entre tanta obra de arte y tantos recuerdos de la historia desgraciada de ese pueblo, pasó desapercibida a los alumnos una exposición temporal sobre pintores judíos rusos. Decidí separarme del grupo, que ya tenía ganas de abandonar el museo, y dedicar quince minutos a ver la exposición. De repente me encuentro con una obra de Isaac Brodsky, "Lenin en el Instituto Smolny" (1930) que no veía desde mi juventud. Tenía, ante mi el original: un lienzo de 198 por 300 cm en el que podemos ver a un Lenin reflexivo tomando notas en una estancia vacía. Es de esas obras que (al menos en mi caso) te retrotraen a otros momentos, en otras coyunturas y con otras ideas. Una obra que te hace reflexionar sobre tu propio pasado y, al mismo, tiempo, sobre la historia interesantísima del siglo XX.

Isaac Brodsky (1884-1939) fue un pintor judío ruso, nacido en Ucrania. Formado con el gran autor realista Ilya Repin, durante unos años cultivó escenas de paisajes y retratos dentro de una corriente academicista y, hasta cierto punto, convencional. Sin embargo, tras la revolución proletaria rusa de 1917 y la guerra civil, Brodsky da un giro a su carrera e inaugura lo que acabaría denominándose "realismo socialista", un tipo de pintura que trataba de engrandecer los temas revolucionarios y a sus líderes. Una corriente que durante la época de Stalin (con quien Brodsky convivió si mayores problemas) acabaría por convertirse en la línea oficial del arte soviético, derivando hacia postulados hagiográficos y aduladores que ensalzaban las virtudes de la clase obrera y el socialismo... según la dictatorial concepción estalinista.
.
Lenin arengando a los trabajadores de la fábrica Putilov. -Detalle- (1929). Moscú.
.
Brodsky se enmarca en esta corriente, pero su capacidad artística lo diferencia de otros pintores. Sus cuadros poseen algo diferente, que los hace verdaderamente atractivos. Su dominio de la técnica realista está al servicio de la doctrina revolucionaria, pero sin los excesos que podemos observar en otros autores. En el cuadro que comentamos, una atmósfera intimista preside la composición, con un Lenin sentado a un lado de la escena, concentrado en su tarea y de perfil respecto al espectador. Los papeles con los que trabaja y el periódico que está sobre la mesa nos evocan la faceta intelectual del dirigente ruso y el contraste de los colores crea un clima especial. Podemos contrastar este ambiente íntimo, tan bien logrado, con el que consigue Brodsky en otro de sus cuadros más famosos, el de Lenin en la fábrica Putilov, donde la tensión y las emociones saltan a la vista desde el primer plano hasta el fondo.

Isaac Brodsky: Lenin ante el Instituto Smolny (Hacia 1924). Moscú.
.
Sabemos que Brodsky, en ocasiones, empleaba fotografías como base de sus composiciones. Este hecho y sus años de aprendizaje explican el porqué del realismo que apreciamos en sus cuadros. Un realismo a veces tan veraz que una de sus obras, empleada para representar la inauguración del segundo Congreso de la Internacional Comunista fue retirada de la vista del público: muchos de los líderes allí retratados habían acabado purgados por Stalin. Pero esta obra que pude ver a solas en la penumbra de una pequeña sala de un museo judío de Amsterdam me sigue pareciendo (después de tantos años sin acordarme de ella) de un atractivo especial. En medio de los vaivenes de un régimen opresor como pocos, la obra de un artista como Brodsky no sólo sirve de crónica de un tiempo histórico, sino de ejemplo de que el arte puede entenderse desde múltiples puntos de vista.

El apartamento que ocupaba Brodsky en San Petesburgo se convirtió desde su muerte en un museo del cual tenéis algunas fotos en esta página. En esta otra podéis ver algunos ejemplos muy interesantes de cuadros del artista, en este caso retratos y paisajes. Por último, en el "museo virtual de arte político" hay otros ejemplos de artistas del realismo socialista.

6 comentarios:

. dijo...

Buen Espacio de compilacion cultural.. Felicitaciones. Invito a ojear las producciones de un humilde contemporaneo de la cultura: http://ladopuro.blogspot.com

Álvaro Sánchez dijo...

.. interesante cuadro... no lo conocia la verdad, pero es produce una sensacion extraña....

me preguntabas a que me dedico... pues estoy estudiaando Historia del arte.

Permiteme que te diga que tu página me gusta mucho.

Juan Diego Caballero dijo...

Te devolveremos la visita, minimalista amigo. Gracias por tu comentario y saludos cordiales,
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Claro que te lo permito, Álvaro. Y muchas gracias por tu opinión.
Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

excelente blog muchas gracias

Karlos Caballero dijo...

Interesante blog. Me gustaría obtner más información y obras del realismo socialista. Gracias.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger