18 marzo 2007

SEVILLA, CIUDAD BARROCA

UNA INVITACIÓN A PASEAR

Lorenzo Fernández de Iglesias: "Fachada del palacio Episcopal" (1703-1705). Sevilla.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
A partir del descubrimiento de América, Sevilla se convirtió en sede de la Casa de Contratación y su puerto en el único desde el cual podía embarcarse hacia las Indias. Este hecho generó en el siglo XVI un crecimiento urbano que se mantuvo en el XVII, pese a las crisis que la ciudad soportó en esa centuria (epidemias, descenso demográfico, etc.). Se produjo entonces una amplia transformación del tejido urbano y Sevilla se llenó de nuevos edificios, sobre todo religiosos. Prácticamente todas las órdenes existentes establecieron (si no lo tenían ya) un convento en la ciudad, mientras que se levantaron o reedificaron nuevas parroquias para la población local.

El resultado de todo ello es que Sevilla conserva aún hoy numerosas edificaciones barrocas. Desde la iglesia de grandes dimensiones hasta la pequeña capilla o el casi escondido interior conventual, todo tiene cabida en una ciudad que reune uno de los mejores conjuntos de arqitectura barroca del país.

Leonardo de Figueroa: "Fachada del Hospital de la Santa Caridad" (Hacia 1685). Sevilla.

Esta arquitectura barroca sevillana está unida, sobre todo, a un nombre: Leonardo de Figueroa (1650-1730), miembro de una extensa familia de artistas, que trabajó en muchos de los principales edificios de la ciudad. Así, se deben a él, en todo o en parte, y entre otras, las trazas de la iglesia de El Salvador, del Hospital de la Caridad y el de Venerables sacerdotes, de la iglesia de la Magdalena, de la Universidad de mareantes o Colegio de San Telmo y de la iglesia de San Luis de los franceses, con su planta de cruz griega tan llamativa.

Pero el barroco sevillano no se agota ahí, ni mucho menos. Están también la pequeña capillita de San José, que sirvió al gremio de carpinteros, o la iglesia de Santa María la Blanca, antigua sinagoga, reedificada por completo desde mediados de siglo, con esas columnas de mármol rojo tan llamativas. O la casi desconocida iglesia del Buen Suceso, con sus tribunas laterales y sus bóvedas vaídas, la fachada y otros elementos del Palacio Arzobispal. Todo ello sin que podamos olvidarnos de muchos interiores de las clausuras sevillanas, ta hermosos como desconocidos.

Leonardo de Figueroa: "Iglesia de San Luis de los Franceses" (1699-1731). Sevilla.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Casi nada de toda esta arquitectura barroca puede aprenderse en un solo día, en una única visita. Por tanto, pasead por Sevilla y descubrid el barroco de la ciudad. Un estilo lleno de detalles y sorpresas, que merece la pena conocer.

Pero si no queréis o no tenéis tiempo, NO DEJÉIS DE VISITAR ESTA PÁGINA que nos ofrece un asombroso recorrido virtual de la Iglesia de San Luis de los Franceses, con imágenes de gran resolución. Para muestra, sirve un botón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Por fin! He acabado mis examenes del primer cuatrimestre. Creía que acabaria nunca.
Que recuerdos tan gratos me trae San Luis de los franceses ya que el pasado año tuve que hacer un trabajo para patrimonio e hice una presentación para la exposición del mismo y sinceramente a mi me pareció que me salio una presentación bastante apañada. Además las fotos las tomé yo mismo in situ por lo tanto si alguien necesita imagenes de dicho templo, yo tengo muchas de una considerable calidad. La presentación, creo que Charo Cruz se quedó con una copia para evaluarla y tal.

Un Saludo a todos, Enrique

P.D. Estoy planeando un viaje a Madrid y ya se me estan poniendo los dientes largos de imaginarme todas la cosas que voy a conocer y visitar.

Julie (en Francés) dijo...

Que te vaya bien por la capital, paisano. No estaría de más que conocieses las tildes, pero las puedes encontrar en Sevilla también.
Demasiado ocupados como para ir pidiendo presentaciones de ex-alumnos por ahí. Enhorabuena, sin embargo, por el trabajillo. Nosotros esperamos seguir tus pasos y pasearnos tranquilamente por la facultad el año que viene. María y yo además compis tuyas en el Rectorado, ella en Historia, igual que tú (¡le puedes dejar tus apuntes!), y yo en Hispánicas. Saludos, ya contarás qué tal por Madrid, no te tomes a mal lo de las tildes, era una broma causada por el estrés (entre los estudios y el trabajo de azafata de promoción explotada...)

Juan Diego Caballero dijo...

Hopmbre, Enrique, eres casi como el Guadiana. ¿Han ido bien los exámenes?
No dejes de visitar MAdrid, ahora mismo (pero como casi siempre) hay muchas cosas que ver.
Saludos
JDC

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger