16 marzo 2007

REMBRANDT: UN PINTOR EXCEPCIONAL

LA "EDAD DE ORO" DE LA PINTURA HOLANDESA

Rembrandt: "Autorretratos" (1629, 1634 y 1658)



Cuando Rembrandt Harmenszoon Van Rijn (1606-1669) vino al mundo, las Provincias Unidas (actuales Países Bajos) aún no habían conseguido liberarse de la tutela de los reyes de la Casa de Austria, situación que no alcanzaron hasta 1648, cuando consiguieron crear una répública independiente bastante peculiar. Rembrandt vivió, por lo tanto, en una época llena de cambios para los holandeses; en un momento histórico que les permitió afirmar su identidad, basada en la tolerancia religiosa y en un sistema político que favorecía los intereses de la burguesía.

Rembrandt: "Autorretratos" (1660, 1661 y 1669).
.


En efecto, la época de Rembrandt es el momento en que Holanda se afirma como potencia económica y sus barcos navegan por todos los océanos, llevando hasta los puertos del Mar del Norte riquezas y mercancías de todo el mundo. Es el periodo de apogeo y esplendor que allí denominan la "Edad de Oro", en el que se fraguaron muchas de las características que todavía hoy definen a Holanda como país y a los holandeses como pueblo.
.
Rembrandt: "Los síndicos del gremio de los pañeros" (1662): Amsterdam.

En ese contexto social y cultural, Rembrandt mostró desde niño unas enormes cualidades para la pintura. Hacia 1630 está ya establecido en Amsterdam y comienzan a llegarle encargos que van consolidando su fama de excelente pintor. El resultado es una obra amplia (aunque no tanto como la de Rubens) en la que el artista muestra su maestría en el manejo del color, componiendo los claroscuros que tanto le atraían y empleando una pincelada muy característica, firme y sólida. Su estilo fue evolucionando al compás de su azarosa vida: perdió a tres de sus hijos, asistió a la muerte de su esposa en 1642, mantuvo relaciones amorosas con su ama de llaves y acabó, finalmente, en la bancarrota. Todo eso, no me cabe la menor duda, lo hizo más cada vez más humano y su pintura da buena fe de ello.

Rembrandt: "Retrato de Andries de Graeff (1639). Kassel.

Pero si hay un Rembrandt que supera cualquiera de las otras facetas del pintor ese es el Rembrandt retratista. Una amplia parte de su producción está dedicada al retrato, ya sea en grupo o individual, y en toda esta obra el pintor nos dejó evidenciada su rara capacidad para captar no sólo la apariencia de sus personajes, sino también su alma, de modo que puede estudiarse a la perfección la sociedad holandesa del siglo XVII a través de las imágenes que de ella nos ha dejado Rembrandt. Y, para colmo de bienes, él mismo mostró una acusada tendencia a autorretratarse, con lo cual podemos acercarnos a conocer su evolución personal analizando las casi cien obras en las que dio cuenta de si mismo.

Un pintor que emociona a los amantes del arte y a los entusiastas de la Historia, que no deja indiferente, que cautiva en cualquiera de sus cuadros. Un pintor que actuó, desde su peculiar punto de vista, como notario de unos Países bajos que entonces salían a la luz de su propia independencia. Un pintor que quiso y consiguió sobradamente reflejar en su pintura "el mejor y más natural de los movimientos". Ese fue Rembrandt, el genio, el artista sin trampa, el más destacado representante de la Edad de Oro de la pintura holandesa.

Holanda celebró en 1606 el 400 aniversario del nacimiento del artista, con un "año Rembrandt" para el cual el Risjkmuseum preparó un apartado especial en su página Web, que se mantiene actualizado . En esta página, de visita imprescindible, se presenta on line todo el catálogo de la obra de Rembrandt, su biografía y muchas cosas más. Daos también una vuelta por la web de la Rembradthuis, la casa natal del pintor. Finalmente, nuestra Biblioteca Nacional organizó en 2006 una exposición, "Rembrandt, la luz y la sombra" y dejó colgado en Internet un buen resumen.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger