26 octubre 2010

LOS ÓRDENES CLÁSICOS

PROPORCIÓN, EQUILIBRIO Y MEDIDA

Si recordamos algunos de los edificios y construcciones levantados por las antiguas culturas de Mesopotamia y Egipto, no nos llevará mucho tiempo concluir que una de sus características básicas es la de la monumentalidad, de forma que casi podría decirse que en aquellas sociedades uno de los paradigmas de la belleza, desde el punto de vista arquitectónico, consistía en el colosalismo. Desde la gran pirámide egipcia hasta el zigurat de Babilonia o los grandes palacios de las diversas culturas mesopotámicas, todo ello da cuenta de esta tendencia que, en el fondo, puede asociarse también a la idea de mostrar la misma fuerza del poder político, del gobernante, capaz de llevar a cabo tan grandes construcciones.

Sin embargo, cuando nos referimos al mundo griego de los periodos arcaico y, sobre todo, clásico, (ambos entre los siglos VII y IV a.C., aproximadamente) esta tendencia al colosalismo puede darse por desaparecida, sustituida por otra que habría de tener una larga duración en la práctica arquitectónica: la idea de orden. Pero, ¿cómo podemos definir en pocas palabras el concepto de orden clásico? De un lado, la idea, en sí misma, hace referencia a la aplicación  de determinados principios de proporción, medida y equilibrio compositivo en la construcción arquitectónica. Por otro lado, el concepto de orden implica su puesta en práctica en los distintos tipos de edificios y, fundamentalmente, en el más característico de todos ellos: el templo griego.

Como la arquitectura griega, pese a conocer el arco, no recurrió a su empleo, optó por formas adinteladas de neto predominio de la línea recta. Desde estra perspectiva, el orden consiste en la sucesión en vertical de las diversas partes del edificio: suelo, elementos sustentantes y cubierta, según un cierto estilo que varió con el tiempo, dando lugar a los llamados órdenes clásicos: dórico, jónico y corintio. En definitiva, y al igual que hicieron en la escultura, con el concepto de orden clásico los griegos no hicieron sino crear un determinado canon arquitectónico (en este caso, tres) que establecía minuciosamente las dimensiones, proporciones y características de cada parte del edificio, y se atuvieron a estos principios durante siglos.


.
Durante el periodo arcaico comenzó la andadura de los dos primeros órdenes, dórico y jónico, que mantuvieron su vigencia durante toda la época clásica. Sin embargo, el orden corintio (consistente en la variación del capitel respecto al propio del estilo jónico, sin mayores novedades) fue ya una creación de época helenística, aplicada sobre todo por la arquitectura romana, que creó además un nuevo orden, el compuesto, en el que se mezclaron elementos procedentes de los capiteles propios del jónico y del corintio. Además, los romanos introdujeron otra curiosa novedad: se atrevieron a superponer los distintos órdenes en determinados edificios de más de una planta.En todo caso, los romanos respetaron la aportación de la cultura griega y no me cabe duda que por cuestiones como éstas de la creación de la idea de orden, aún hoy día seguimos calificando como clásicas a ambas culturas. Merecido se lo tienen.

En esta ocasión, los lectores que deseen ampliar información sobre los distintos órdenes y acerca de algunos ejemplos de cada uno de ellos pueden hacerlo consultando otras entradas de este mismo apartado temático de ENSEÑ-ARTE.

6 comentarios:

anarkasis dijo...

Tio canalla, me ha robado usted el "toscano", de la toscania griega, que es el origen de la proporcionalidad del redondel de la pizza,.. por que si lo Jonio colonial es griegismo el toscanio colonial ¡tambien podría serlo!

(..andaba aburrida, a ver con quien me metia..)

Juan Diego Caballero dijo...

Vaya, pues me ha tocado. Pero dejaré el toscano para otro día. Hoy no me apatecía mucho la pizza, Anarkasis. El "griegismo" no sé lo que es. Saludos cordiales. JDC

Anónimo dijo...

Maldito hijo de puta

Anónimo dijo...

Juan Diego, gracias , gracias, gracias, muchas gracias

Anónimo dijo...

Muy buen trabajo, y muy interesante. ¡Admirable!

Anónimo dijo...

HOLIS

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger