24 septiembre 2010

EL RETABLO DE LOS BALBASES

UN EJEMPLO DE PINTURA HISPANOFLAMENCA

En una fecha incierta entre los años 1490 y 1495 un pintor está trabajando en una de las dos iglesias existentes en la localidad de Los Balbases, situada en la actual provincia de Burgos. El templo está consagrado al protomártir cristiano San Esteban y el artista resuelve, probablemente por encargo, dedicar por completo el retablo mayor de la iglesia a narrar la vida y martirio de dicho santo así como las vicisitudes de sus restos, para lo cual diseñó un conjunto compuesto por un mínimo de doce tablas, aunque es muy probable que hubiese algunas otras, con las cuales el tiempo no ha tenido clemencia. Los Balbases, hoy un pequeño municipio que no alcanza los 400 habitantes, era en aquella altura una localidad de cierta importancia, lo que explica la llegada hasta aquí de este artista cuyo nombre nos es por completo desconocido, hasta el punto de denominarlo, precisamente, como Maestro de Los Balbases.

Entierro de San Esteban (detalle).


Izquierda: San Esteban ante los doctores de la ley. Derecha: San Esteban juzgado por el Sanedrín.

Fuere quien fuere, se estima que el pintor debía ser castellano, aunque su arte reflejaba un profundo conocimiento de las novedades aportadas por la pintura flamenca, acusando al mismo tiempo las influencias de autores como Van Eyck, Van der Weyden o Memling, cuyas obras debió conocer ya fuese de manera directa o a través de grabados y reproducciones. Por otra parte, se estima que nuestro artista no trabajó en soledad. Al menos en dos de las tablas es visible la intervencuión de un colaborador, también anónimo, mientras que otra se atribuye al denominado Maestro del Salomón de Frómista, con el que nuestro pintor ya había colaborado en otra ocasión.

Izquierda: entierro de San Esteban. Derecha: traslado en barco de los restos del santo.

En las tablas de Los Balbases el artista hispanoflamenco realiza un recorrido  por la vida de San Esteban: polémica con los doctores de la ley hebraica, juicio ante el Sanedrín y entierro posterior del santo, aunque falta la escena cumbre de su lapidación. Las demás tablas se dedican a narrar el hallazgo de los restos de San Esteban, siglos después, y como aquéllos, tras pasar por numerosas vicisitudes, acaban finalmente en Roma, donde son depositados en la basílica de San Lorenzo.
El mundo que aparece reflejado en las doce tablas de Los Balbases es bien característico de la pintura hispanoflamenca. En él conviven de manera armoniosa elementos propios de fines de la Edad Media con otros que anuncian la llegada de nuevos tiempos; que señalan ya la proximidad del Renacimiento. Lo medieval se aprecia, por ejemplo, en el difícil manejo de la perspectiva, en la falta de naturalidad en la composición de algunos de los grupos de personajes representados o en la pervivencia e importancia de los tonos dorados. Sin embargo, resultan más modernos aspectos tales como la introducción del paisaje en los fondos de algunas de las tablas o el interés en presentar retratos realistas de los personajes más destacados. Por lo demás, el gusto por el detalle, la suntuosidad de las vestimentas e incluso la gama cromática empleada son propios de la pintura flamenca.

Entierro de los restos de San Esteban en la Basílica de San Lorenzo, en Roma.
.
Por último, podríamos decir que el Maestro de Los Balbases tocaba un tema de actualidad: en sus tablas narraba el martirio de San Esteban, el primer mártir de los  cristianos que murió lapidado por los judíos en Jerusalén muy pocos años después de la muerte de Jesús. Ya habían pasado casi 1500 años de aquellos hechos cuando nuestro pintor los llevó pormenorizadamente a este interesante retablo. Acababa la Edad Media y en Castilla coincidía, precisamente con la expulsión de los judíos tras el decreto de los Reyes católicos de 1492. De manera que este retablo reflejaba también la mentalidad social y racista imperante en la época. Allí también: en un pequeño pueblo de Burgos.

En esta dirección podéis descargaros en PDF la revista de de la Fundación del patrimonio histórico de Castilla y León que recoge (aunque en baja resolución) todas las tablas de este  original retablo. Consultad también esta otra página de la misma Fundación.

3 comentarios:

robertoalberto dijo...

Estoy aprendiendo más en este blog que en todos los años de bachillerato y Facultad juntos. Enhorabuena por este tremendo trabajo

Juan Diego Caballero dijo...

Roberto: no me lo pongas difícil. Tú ya sabes bastante arte y además...lo ejerces. Un fuerte abrazo, JDC

Anónimo dijo...

GRACIAS POR DAR UN POQUITO DE PUBLICIDAD, LOS BALBASENSES ESTAMOS MUY ORGULLOSOS DEL RETABLO Y DEL TRABAJO Q SE HA REALIZADO CON EL.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger