09 junio 2010

LOUISE BOURGEOIS

CONTAR LA PROPIA HISTORIA

Nadie que haya visitado alguna vez el Museo Guggenheim de Bilbao se habrá quedado indiferente al contemplar la monumental araña de bronce que, con el también sorprendente título de "Mamá", se encuentra en uno de los laterales del exterior del edificio.  Probablemente sea ésta una de las obras más conocidas de la escultora franco-norteamericana Louise Bourgeois, quien falleció hace unos días en Nueva York a la envidiable edad de 98 años, tras más de setenta de dedicación al arte.

Louise Bourgeois. Izquierda: "Mamá" (1999). Bilbao. Derecha: "Piernas" (1986).


Louise Bourgeois. Izquierda: "Quarantania-1" (1947-53). Houston, EE.UU. Derecha: "Amoeba" (1963-65). Londres.

Bourgeois concluyó a los 21 años sus estudios de Bellas Artes en París, contando con la gran suerte de tener entre sus profesores a Fernad Leger quien pese a darle clases de pintura le recomendó que se dedicase a la escultura. En 1938 se trasladó a los Estados Unidos, donde estableció su residencia prácticamente de manera definitiva. En Nueva York amplió su formación artística e inició también su trabajo como escultora, vinculándose a los círculos más vanguardistas de la ciudad. De este modo, participó en el llamado grupo de "Los dieciocho irascibles", al que también perteneció Mark Rothko: un colectivo unido en torno a la protesta sobre la política expositiva del Metropolitan Museum de la ciudad, al que reclamaban la inclusión de arte moderno entre sus colecciones.
Louise Bourgeois. Izquierda: "Ojos" !982). Nueva York. Derecha: "Mujer espiral" (2003). Nueva York.

Desde aquellas experiencias de los años cincuenta del pasado siglo Burgeois fue tejiendo (quizás, nunca mejor dicho) su trayectoria como escultora mediante la producción de obras que, según ella misma señalaba, estaban enraizadas en sus propias experiencias de la infancia y en determinados recuerdos (no siempre amables) de su vida familiar, siempre con la intención última de facilitar el olvido de tales hechos. ¡Curiosa situación ésta!, prácticamente imposible: la artista deseaba olvidar... dejando una obra consistente y duradera.

Obviamente, en una carrera tan dilatada en el tiempo, Louise Bourgeois atravesó diversas etapas: en sus primeras obras parece estar cerca de los planetamientos del movimiento surrealista, que fueron sustituidos en los años 50 por los característicos del expresionismo abstracto de la Escuela de Nueva York, con muchos de cuyos más destacados representantes compartió amistad. De esa época son sus conocidos tótems de acusada verticalidad. En la década siguiente se aproximó a las tendencias abstractas y, poco después inició su particular ajuste de cuentas con el pasado en obras como sus famosas "guaridas" y "células". Pero quizás fueron las grandes arañas de los años 90 las que más difusión aportaron a su obra, justamente cuando la crítica había ya reconocido su valía artística. Todo ello sin que olvidemos que también realizó instalaciones en las que conjugaba los elementos más dispares.

En fin el empleo de los materiales más diversos, el recurso a formas expresivas muy diferentes y la afirmación implícita en sus obras de que el arte debe basarse en los propios elementos autobiográficos quizás sean las características de esta artista singular que colocaba esa gigantesca escultura en Bilbao cuando se acercaba ya a los noventa años y necesitaba llamarla "Mamá". Toda una declaración de intenciones. A fin de cuentas ella misma lo dejó claramente dicho; "cuenta tu propia historia".

Louise Bourgeois: "Arco de Hystheria" (1993).

Sobre la artista podéis leer este texto: "decir lo que no se puede decir" y este libro en PDF quer vincula su práctica al feminismo. Además, en la Web de la Tate Modern podéis seguir la exposición que le dedicaron allí hace unos años, con abundantes fotos.

6 comentarios:

CRISTINA BADILLO dijo...

Maravillosa Louise....

Froiliuba dijo...

Sabemos que a cierta edad la muerte es ibnevitable, pero cuando oyes que gente como esta murió no puedes evirtar un gesto amargo.
Cuando lo escuché en la radio no pude evitar un gesto de tristeza, me encantaba su obra.

Haller dijo...

"Curiosa situación ésta!, prácticamente imposible: la artista deseaba olvidar... dejando una obra consistente y duradera."

No es tan curioso, y diría que tampoco es imposible. Depende de cómo se entienda "olvidar". Popularmente la gente suele entender por "olvidar" algo así como "borrar" o "perder".
Yo me decanto por otros significados. En este sentido el filósofo Deleuze decía que "Para olvidar hay que tener mucha memoria". Aquí olvidar es más bien algo así como "desmontar", "deconstruir" el recuerdo. Se debe tener mucha memoria para apreciar bien lo que ocurrió y así poder desmontar toda esa estructura del recuerdo y llegar a un significado más profundo de lo que nos ocurrió en el pasado.
Esta versión deleuziana tiene que ver con Nietzsche, pero a su vez Deleuze lo mezcla con el psicoanálisis. De hecho Freud trataba el olvido como una "construcción" por la cual el individuo pone un muro entre lo que sucedió realmente y él.

En fin, no me enrollo más. Saludos.

Anónimo dijo...

Muy interesante no conocía a Louise

Anónimo dijo...

Soy profesora de Historia del Arte y ahora que acabó el curso y cambio impresiones con mis alumnos y ellos me dicen lo que les ha gustado de la asignatura o lo que echan de menos o les hubiera gustado ver, algunos me dicen que han aprendido a valorar el arte a través de las clases que les he impartido y entonces TODOS LOS AÑOS me acuerdo del profesor que me hizo ver lo mismo y no se como agradecerle todas las sensaciones que me hizo sentir y que yo hoy GRACIAS A ÉL transimito yo a mis alumnos. Se llama JOSE MARIA AGUILAR y llegó a LANZAROTE allá por los años 77-78. Saludos Profesor.

miguel prieto dijo...

estos dias me entere por un reportaje de su muerte,seguia su obra y la conoci en madrid en una retrospectiva del reina sofia un pena su muerte ver su ultima obra,espectcular

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger