02 febrero 2009

LAS "PINTURAS NEGRAS" DE ROTHKO

SOBRE LA EMOCIÓN EN EL ARTE

He pasado este fin de semana en Londres, adonde he acudido para visitar la exposición que la Tate Modern Gallery clausuró ayer sobre los últimos años de Mark Rothko y sus pinturas en serie. Habrá ya tiempo de escribir con más detenimiento sobre esa interesante muestra. Pero ahora quiero evocar brevemente la despedida de mis alumnos el pasado viernes, justo cuando habíamos acabado de estudiar las increibles pinturas de los primitivos flamencos y nos disponíamos a iniciar nuestro recorrido por el arte mudejar. Sabedores como son de mi particular devoción por las obras de Rothko, todos me desearon que lo pasase bien en Londres y que disfrutase con la exposición.
.
Jan van Eyck: "El matrimonio Arnolfini" (1432). Detalle.
.
Dije a mis alumnos que aprovecharía la tarde en Londres para visitar algunas salas de la National Gallery y en especial la pequeña estancia que recoge las obras de los primitivos flamencos; que llevaría a los Arnolfini, allí situados desde hace casi doscientos años, los saludos de unos estudiantes sevillanos que con ellos y las obras de van der Weyden y el Bosco habían comenzado a sentir por primera vez en qué consiste eso que llamamos la emoción de la pintura.

La tarde estaba en Londres muy desapacible, de manera que el museo entero podía recorrerse sin demasiados agobios y la sala de los flamencos quedaba por momentos despejada de público. Allí, en perfecta soledad, pudimos disfrutar de los pequeños detalles del cuadro de van Eyck, apreciando cómo el diminuto pincel que debió emplear creaba una realidad asombrosa por lo bien descrita y por la cantidad de símbolos que contiene, por la vivacidad de los colores que emplea y por la disposición de los personajes en el conjunto de la estancia, por los enseres que en ésta se contienen y, finalmente, por las dos miradas recatadas de esos esposos que parecen turbados al ser sorprendidos por el pintor. Quien sabe si en el espejo de los Arnolfini no apareceremos nosotros mismos, junto con esos otros asistentes a la ceremonia. Y justo al lado de esta joya, otra más, del mismo autor y de tamaño diminuto: el "hombre del turbante rojo", sin lugar a duda uno de los mejores retratos de todos los tiempos. Dos obras de arte y algunas más: fue todo lo necesario para salir de la National con la sensación de que solo por eso el viaje ya habría merecido la pena.
.
Mark Rothko: "Número 1" (1964).Basilea. "Número 6" (1964). Washington.

Pero quedaba aún la exposición de Rothko. ¡Qué contraste tan asombroso! Del realismo detallista de van Eyck al abstracto de los campos de color del pintor norteamericano. Un salto de más de 500 años en el tiempo. Y una nueva emoción con la pintura. Hace falta mucho valor para enfrentarse a un lienzo y llevar a él sólo color negro. A este tema dedicó Rothko toda una serie de pinturas en el año 1964, de las que aquí pudimos contemplar cuatro de ellas, todas de formato bastante amplio.

Quizás el observador poco atento pudiera creer que el pintor se limitó a embadurnar de negro el blanco lienzo sobre el que trabajaba. Es posible que muchos crean que ésta es una forma más de engañar al público; otra de la mamarrachadas del arte contemporáneo. Desde luego, se equivocan quienes lleguen a conclusiones tan apresuradas. Detrás de estos cuadros hay toda una serie de años, (más de quince) en los que el pintor viene experimentando con los campos de color.
.
Mark Rothko: "Número 7" (1964). "Número 8" (1964). Ambos en Washington.

Sé que en 1964 Rothko ha dado ya signos evidentes de la enfermedad depresiva que le llevaría seis años después al suicidio. Sus cuadros se han ido oscureciendo de manera progresiva. Pero ahora estoy sentado en esta pequeña sala de la exposición de Londres, contemplando estas obras que parecen acercarme a un vacío infinito. Me levanto y me aproximo, uno a uno a los cuadros. Miradlos bien: el color negro tiene matices, gradaciones... una verdadera sinfonía de campos de color, sólo que en este caso de negros sobre negros. Lo profundo. El abismo. Rothko no quiere únicamente mostrar sus sentimientos en estos cuadros, en estas pinturas negras. No se conforma con eso. Busca que quien contempla uno de ellos se vea envuelto y atrapado en él, de manera que entonces el observador resulte obligado no a mirar a la superficie del cuadro, sino a su propio interior. El silencio se impone al contemplar las obras de Rothko, exactamente cómo el quería. Allí me quedé en silencio un buen rato. Disfrutando de distinta manera a como unas horas antes lo había hecho con el matrimonio Arnolfini. Pero con la misma intensidad. Y en eso consiste el Arte. La emoción de la pintura.

36 comentarios:

Mar Romera dijo...

Querido Juan Diego,

Espero que disculpes mi atrevimiento si te comento que los cuadros de Rothko no me dicen absolutamente nada. Quiero decir, como simple espectadora y amante del arte, entiendo que los matices de ciertas pinturas contemporáneas están fuera de mi conocimiento. Nunca he pintado y por tanto desconozco las técnicas de colores, pinceladas, etc. Por ello entiendo que seguramente sus obras son genialidades pero a mi particularmente al observarlas no me despiertan ningún tipo de sentimiento.
Recuerdo hace ya muchos años una exposición de Miró en el Reina Sofía. Uno de sus cuadros era un lienzo completamente negro con un punto blanco en el centro. En el título se leía: el universo.
Me salió del alma decir "yo no veo nada" y un "experto" al oirme me comentó que hay que estar preparado para poder interpretar y apreciar obras como estas. Quizás tuviera razón.
Lo que sí se es que yo me emociono viendo cuadros de los geniales flamencos, pero obras como estas me dejan simplemente indiferente...
Quizás necesitaría una persona como tú que me enseñara a apreciar los matices que a mi, sinceramente, se me pierden...

Un fuerte saludo,

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Mar:
Desde luego no tengo que disculpar ningún atrevimiento, porque aquí todo el mundo tiene derecho a opinar, con el único requisito de respetar las opiniones ajenas, que tú cumples sobradamente.
Yo tampoco he pintado nunca, pero he aprendido a respetar los gustos de los demás, incluso de aquellos a los que no les gusta el arte que a mi me atrae. Y entre los pintores contemporáneos que llaman poderosamente mi atención están Miró y, desde luego, Rothko. Aquel "experto" que señalaba que había que "estar preparado" para entender el arte abstracto tenía muy poca razón. No se trata de disponer de una formación extraordinariamente compleja, sino de tener "acostumbrada" la vista a algo que se sale de la realidad pretendidamente figurativa en la que creemos movernos constantemen no porque mirases mal, sino porque no mirabas al sitio adecuado. En fin, estaría encantado de explicártelo con una obra de Rothko o de Miró delante. pero me temo que, por hoy, no va a ser posible. Y además, a mi como ya sabes, los primitivos flamencos me dejan completamente turulato, por su genialidad.
Para concluir, y por lo que leo y veo en tu blog, no estaría yo por afirmar que siga sin gustarte el arte abstracto mucho tiempo. (Por cierto, las músicas que te gustan son abstractas, pero a ti te gustan).
Saludos cordiales
JDC

Marina Fernández de Liencres dijo...

¡Hola Juan Diego! :

Estoy aquí con mi madre compartiendo la misma idea. Pensamos que estos cuadros se han de ver al natural,para apreciar todos sus matices, porque cuando ves una foto en la pantalla del ordenador, es difícil emocionarse y comprender toda la intención del autor ya que pierde mucho. De todas formas, estoy de acuerdo en que la enfermedad depresiva que padecía el autor le ha llevado a utilizar esa gama de colores "tristes" y que seguramente, al verlo al natural podría apreciar otras cosas que ahora mismo no veo. Sin embargo puedo decir que dan una sensación de interioridad y de concentración.

Un saludo, Marina Fernández de Liencres Cordero 3ºD.

anarkasis dijo...

Hola Juan, estimo desafortunado, el comentar que tal o cual ha estado investigando 15 años en el color para defender la autoridad del personaje.
En arte lo que cuenta es el resultado final, y resulta, o no resulta. Los términos medios... son fracasos.
otros: es frecuente desde los años 50 confundir obras con experimentos, y peor aún la experimentación de un autor con su obra.
hay muchos tipos de comisarios pero desde que se impuso colocar los experimentos al lado de las obras para ilustrar el proceso creativo, este tema se ha terminado confundiendo de tal manera que unas y otras son obras y experimentos, y los experimentos se vuelven obras, y si se venden más,... usted me entienda ;-)....,
Por último, temas abstractos reitarativos en experimentos globales, para quien no conoce la intencionalidad ni primera ni última, son desiertos de emoción, y que la mayoría de las veces están encubriendo fracasos, que el autor no se atreve a documentar al menos con unas palabras escritas...".. me encontré con esto,..luego intenté esto.. pero me emocionó esto otro por donde seguí, pero sin dejar aquello primero como esencial... y bla bla bla..,
...comprenderás que te sueltan una serie cuadros negros... masquasí, en ayunas... y le puedes rebuznar un:
"anda a mamarla gachó", con razón, con mucha razón.
Un saludo Juan

Juan Diego Caballero dijo...

Marina: muchas gracias por tu comentario (y la aportación de tu madre. Me parece muy acertada tu frase final: interioridad y concentración.
Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Pues francamente Anarkasis, te entiendo poco. Y lo que entiendo me gusta menos. Eso de recurrir a la frase despreciativa, de tono insultivo para desprestigiar lo que no parece gustarte no tiene demasiada profundidad, ¿no te parece?
En fin, tu posición y tus gustos son dignos de los mayores respetos, no así tus formas (que resultan poco respetuosas). En todo caso, si lo que vienes a sacar en conclusión es que las obras de Rothko son "desiertos de emoción" pues chica, qué quieres que te diga. No te diré como tú "vete a mamarla". Me quedo en el "tú te lo pierdes". Quizás has tenido un mal día. Lee el comentario de Mar, más arriba. Ahí tienes un ejemplo de cómo se puede discrepar poniendo el acento en lo importante: el gusto y la opinión, sin faltar a la de los demás.
Saludos cordiales
JDC

anarkasis dijo...

Estoo..., Juan,
empezaré de nuevo tal y como me sugieres siguiendo el estilo Mar Romera:
Querido Juan Diego,
Lo mio no es escribir, y menos de corrido, me expreso como el café, y termino pareciendo torrefacta.
para eso se inventaron los emoticonos :-(
Siento que parezca que me dirijo a usted cuando intento decir que:
- ... voy por Londres, veo una galería abierta, entro y me encuentro 30 cuadros en negro, títulos, nº21, nº22.., La probabilidad de que se despierte en mi, misma mente, un ¡Oh! admirativo tiende a O, y la probabilidad de que se me escape un "anda a mamarla gachó", es casi 1.
Seguramente esa probabilidad ha bajado gracias a su explicación que me he leído de cabo a rabo, y que difícilmente se encuentra cuando vas a una sala de exposiciones.

Aprovecho para darle las gracias por su desinteresada y constante labor divulgativa, que debería estar recompensada con más entradas, y filtrada de gente biliosa como yo, que veces anda malfoyá .

El término Rothko, para mí ya no es un desconocido total. Además de un pichalarga del porno, al parecer esconde también un artista, sigo diciendo al parecer, porque las imágenes que nos facilitas, y las que he encontrado no me sacan de mi duda,(aquí viene lo del inciso) una duda general que empieza a ser un clamor, de que a veces, muchas veces, nos toman el pelo. (fin del inciso, empiece disertación sobre el sexo de los ángeles )
Si alguien tiene que expresar algo, mejor que lo haga claramente, y si necesita palabras, que las use, (espero que mejor que yo), en caso contrario, creo y pienso, al menos en mi ámbito interior, que estaría autorizada a pensar que el objeto es una mamarrachada, y como yo escribo lo que pienso, de una forma cruda eso sí, lo expresaría, sin ningún pudor ni respeto de los 15 años de investigación encriptado en la negritud.
Espero haber separado correctamente futuros de presentes o pasados.
Y espero haberle dejado claro, que me la trae floja, lo que usted piense sobre Rothko, hasta que yo no me lo vea de frente en la sala no se la puedo medir. Aunque para mí ya es una referencia a revisar, y que gracias a usted me resultará más fácil.

Generalizando de nuevo, insisto hurgando con el dedo en la llaga, que llevo yo al menos 15 años, intentando explicarme alguna obra y esto no me da autoridad ninguna sobre ello, sino todo lo contrario pues deja patente mi estrechez de entendederas, Porque (decía que me pierdo)... lo que "natura no da en el arte",...aunque Peggy Guggenheim razonablemente lo prestara en entendederas discursivas a muchos autores americanos, a la larga, tendrá que devolver el capital más los intereses, y entonces a ver, y a mirar que queda de la obra.
¿habrá que emplear el término?
¿"estuvo de moda"?

Cynthia dijo...

Me gustaría dirijirme a la señorita anarkasis, ya que veo en su escrito un tono ¿humillante? y ¿agresivo?.

Vease que si a usted le gusta las obras eróticas de la historia, será porque siente algo dentro de sí cuando las ve (no se me mal entienda). Al igual mi profesor, Juan Diego, siente al ver las obras de Rothko (alegria, emocion, tristeza, melancolía), sobre todo estas últimas obras, las cuales hacen que el ser humano interesado en este arte y con ganas de aprender entre en su corazón y lo explore como ninguna otra cosa puede hacer.

Es cierto que en mi caso Rothko me ha podido llegar con alguna que otra obra, sobre todo las negras, pero a mi me llega más la música instrumental, por ejemplo y no por ello insulto ni al autor ni a la obra de pintores como Jackson Pollock, escultores como Peggy Guggenheim u obras arquitectonicas como "Unité d'Habitation", las cuales pertemenecen al siglo XX como toda obra que hoy dia gente como Anarkasis critica injustamente.

Quisiera hacer un inciso en la música: ¿A quien no le gusta el Reggaeton? Sinceramente a mucha gente, y esa gente cuando hablo con ellos de música y les pregunto ¿para ti qué no es música? rápidamente me dicen Reggaeton. A mi tampoco es que me llame la atención, pero este tipo de música es escuchado por medio planeta y a ellos les gusta, ¿cómo no va a ser música si ellos sienten esa música?. Pues si es música solo que a quien no le interesa que no lo sea no lo es ...¡¡¡Qué injusto!!!

La pintura de Rothko o cualquier pintura abstracta puede ser como aquel tipo de música incomprendido por mucha gente, pero que llega a las personas. Obviamente no quiero comparar ninguna obra con el Reggaeton, por favor, pero si que se me comprenda que porque a uno mismo no le guste un idealismo, no tiene el derecho de insultar y humillar esa idea.

Un saludo y espero haberme explicado bien ^^".

PD: Me encantaría poder ir algun día al National Galery de Londres pues "El Matrimonio de Arnolfini" es una de mis obras favoritas de todos los tiempos ^^

Claudia dijo...

Hola profesor. Soy Claudia de Vicente! Ya tengo internet en mi casa por eso me he pasado por aquí lo más pronto que he podido.
He estado observando los cuadros negros que ha puesto y la verdad esque me han hecho pensar en tantas cosas que he buscado más cuadros para poderlos observar.
Algunos me han hecho emocionarme, pero a otros no les he encontrado ningún sentido.
Me han gustado muchisimos de los cuadros, pero el que más me ha gustado ha sido uno que tenia los bordes negros y mitad del cuadro también de este color y la otra mitad rojo.
Bueno profesor me tengo que despedir ya, pero antes de irme me gustaría decirle que gracias a usted he experimentado algo que nunca habia hecho, fijarme en un cuadro para mirar dentro de mi. :D

Marina Fernández de Liencres dijo...

No veas lo pelotilla que es Claudia, hahahahaha!
Yo tambien busqué otros cuadros y la verdad es que me ha ocurrido lo mismo que con las "pinturas negras" aún así sigo pensando que si los viese al natural podría sentir otras cosas.

Juan Diego Caballero dijo...

Anarkasis: me alegra comprobar que te sobra el tiempo para extensas disertaciones. De todas maneras, si te gusta el café torrefacto, negro y bien negro, quizás estés en la pista de despegue para que te acabe gustando Rothko. Pero me centro en responderte sólo dos cosas:
a) Si vas a una galería en la que hay una exposición de arte abstracto y no te gusta el arte abstracto, mejor no entres. (Suele indicarse en la puerta de las galerías de qué va lo que se expone). Y si ya has entrado, sal y no pierdas ese tiempo precioso.
b)Si te la "trae floja" lo que yo pienso sobre Rothko, mejor no me leas. Saldrás ganando. Y mucho menos me comentes, porque además de no ganar, pierdes (el tiempo y tal vez otras cosas).
Y acabo: visto el camino que está tomando este debate, quizás una frase de ese pintor que tanto pareces denostar sea aquí necesaria: "el silencio es bastante acertado". No responderé más comentarios tuyos en esta entrada.
Que tengas un buen día y mis saludos más cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Jolines, Cynthia: te has despachado bien a gusto. Me alegra ver que te extiendes y pierdes el miedo a opinar. Te has explicado muy bien.
Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Claudia y Marina: me ha encantado leer vuestras opiniones. Claudia: mirar dentro de uno mismo siempre está muy bien.
Sabéis que por aquí pasan muy pocos alumnos de 3º de ESO, pero vosotras sois especialmente bienvenidas. Volved cuando queráis.
Saludos cordiales
JDC

anarkasis dijo...

mi querido amigo, usted no podría debatir objetivamente de Rothko
A usted no le gusta, le apasiona Rothko
http://mapage.noos.fr/momina/rothko/rothko_untitled1952.jpg

Por lo que entiendo su retirada velada del debate. juasjuasjuasyrejuas

(Aludiendo al silencio de la cripta que adornan, me da usted a entender un: "ve allí y siéntelo".
Bien.., no caerá en saco roto el consejo)

Sobre abstracto, me encontré con una antiquísima nota histórica hace poco.
Es muy probable que usted la conozca, si no es así se la recomiendo por su alto valor didáctico.

http://www.historia-del-arte-erotico.com/1478_leonardo_da_vinci/tratado_de_la_pintura.htm

me refiero a la nota IX a poco de empezar la obra.

Que tenga usted un buen fin de semana.

nieves dijo...

Estimado profesor: alguna vez he dejado un comentario en su blog, soy una estudiante de oposiciones y mi programación es de historia del arte.Visito muy a menudo su página;después de prepararme mis temas es una maravilla poder leer sus análisis,descubrir nuevas obras...hasta llegar a emocionarme con sus comentarios.Casi no conozco a Rothko, pero sí me pasa una cosa: su profundidad es tal que casi me pierdo en ella, me sobrecoge.
Tengo dos niñas pequeñas y hace un mes pudimos ver la exposición de Rembrandt en Madrid: Ellas ven los cuadros y esperan que alguien les cuente una historia, imaginan con el relato qué dice el cuadro: el rapto de Europa, Susana y los viejos, la presentación de Jesús en el templo, Moisés, Sansón y Dalila...Sus caras reflejan sorpresa, con la ingenuidad de sus 6 y 9 años y la sensación de que disfrutan de "mirar" cuadros sin darse cuenta apenas. Todo esto me hace muy feliz, ya me lo dijo usted en una ocasión. Me encantaría poder ver esas caras en chicos y chicas mayores cuando vean, se adentren y sientan las obras de arte.
Enhorabuena por su labor.Le agradezco muchísimo su trabajo por todo lo que transmite. Un abrazo, Nieves

Juan Diego Caballero dijo...

Estimada Nieves: creo recordar al menos uno de sus comentarios, porque esa imagen de una madre visitando ENSEÑ-ARTE con sus dos hijas pequeñas me impresionó profundamente. Ahora que en su comentario reune a dos de los pintores por los que siento una especial admiración, permítame referirle una breve frase de Rothko: "Vengo directamente de Rembrandt". Como ve, muchas veces las cosas no son simple casualidad.
Espero poder leerla por aquí más veces y le doy, de corazón, mi agradecimiento por sus visitas y sus palabras.
Saludos cordiales,
JDC

Onallera dijo...

Si anarkasis fuera como Javier Marías, probablemente se hubieras expresado así: http://javiermarias.es/wordpressblog/index.php/2009/02/08/la-zona-fantasma-8-de-febrero-de-2009-la-idiotez-de-no-saber-por-que/

Claro que si fuera J. Marías, seguro que escribiría mejor de lo que lo hace. Pero bueno, eso sería mucho pedir. Los blog y los foros están abiertos a cualquiera. Lo malo es que no cualquiera sabe expresarse con un mínimo de educación y corrección. Lástima...

Juan Diego Caballero dijo...

Querido Onallera: tengo el suplemento de El País sobre mi mesa y aun no he llegado al artículo de Javier Marías, del que soy entusiasta lector, aunque no coincida esta vez con todo lo que afirma. Desde luego es verdad que en el arte actual (ojo: no en el "contemporáneo", concepto más amplio) hay mucho de abuso. Pero opinar no implica descalificar. Por eso se agraceden comentarios como el tuyo, que ponen las cosas en sus justos términos. En cualquier caso, y aunque sin conocer directamente a Anarkasis, me da que sus dos opiniones aquí no retratan como es.
Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Hola
Soy estudiante de bellas artes, y he vuelto a ver las obreas de este pintor estudiando el modernismo y el postmodernismo.
Me ha hecho gracia volver a ver sus pinturas negras, pues un dia las vi en vivo aqui en españa, cuando era pequeña. La verdad en aquel momento pense con la inocencia de mi niñez, que eran un desperdicio de pintura, tela y bastidores. Ahora pienso que es el ejemplo más fiel, de la pedanteria y snobismo de ciertos circulos que hay dentro del mundo del arte. Y de como nos dejamos influenciar por los museos para juzgar que es arte para nosotros mismos, debemos tener mas encuenta nuestra opinion y realidad y no dejarnos llevar por el totalitarismo impuesto.

Juan Diego Caballero dijo...

Anónima lectora: que yo sepa, esos cuadros jamás han estado en España. Por lo demás, tú te lo pierdes, y aún más si se tiene en cuenta lo que estudias. Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Me da igual como me lo vendan los gurús del arte moderno, obvio que ellos son muy listos y nosotros unos memos, o eso nos quieren hacer creer. Esto no le dice nada a nadie y es una suprema mamarrachada.

Juan Diego Caballero dijo...

Bueno, anónimo: a mi sí me dicen cosas estos cuadros. Será que me atraen las mamarrachadas de este tipo. Millones de personas ven partidos de fútbol todas las semanas y yo (pese a que no me gusta el fútbol) no los descalifico.
Saludos cordiales
JDC

Leocadio dijo...

Buenos días,

Me identifico con los comentarios de anarkasis y con los de la anónima estudiante de Bellas Artes.

Evito mis propios comentarios sobre Rothko y la apreciación que el Sr. Caballero hace de ellos para que nadie se sienta ofendido. Remito a quien quiera a que lea "Los ocho pecados capitales del Arte Contemporáneo" (buscar en google), con los que también me identifico plenamente.

Saludos cordiales.

ASH dijo...

Hola Juan Diego, he dado con este blog buscando ampliar información sobre Rothko (sobre todo en cuanto a interpretaciones y diferentes puntos de vista) para realizar mi trabajo de fin de grado. He de decir que me enfrenté por primera vez a su obra a la par que a la de James Rosenquist en el Guggenheim de Bilbao en 2004 y ambos me marcaron desde entonces.
La obra de Rothko es como el propio Rothko, dificil de encajar, quizá porque nos obliga a abrirnos a nosotros mismos y rebuscar en lo mas profundo de nuestra conciencia, algo a lo que no todo el mundo está dispuesto.

Enhorabuena por el blog :)

Ash

Juan Diego Caballero dijo...

Con Rothko pasa como con todo artista: generan gustos contrapuestos. Vi el otro día en una exposición cuatro cuadros suyos. Mientras los disfrutaba, oía lo que la gente comentaba. La mayoría de las críticas eran bien negativas. Allá cada cual. Casi nadie se paraba a reflexionar porqué estaban hechos los cuadros de esa manera. Ver a Rothko con prisas no es buena ideas. Y sí: obviamente es un pintor difícil. Saludos cordiales, JDC

Anónimo dijo...

La ignorancia es atrevida,ya se sabe.No merece la pena decir nada, pero por otro lado...¡qué fácil es hablar por hablar,desde el desconocimiento,y especialemente desde la falta de humildad y respeto.Sobre todo,hay que tener MUCHO RESPETO,cuidado y prudencia,cuando de algo no se sabe.
EL ARTE no está, ni para deleitar fácilmente,ni para decorar,ni para ser "entendido",ni tiene que justificarse;habrá que acercarse a él,con la mente y el espíritu despiertos,abiertos,
cuidado y con cariño...si no, es mejor seguir en la ignorancia.
Las sobrecogedoras y mágicas obras de Rothko, como tantas obras de tantos artistas, merecen de entrada respeto;y desde luego,es imposible que si alguien va de antemano con prejuicios,con mirada plana y el corazón de corcho,o de hielo,pueda sentir ningún tipo de atracción o de emoción.¡Imposible!.Un saludo Ana

Barawen dijo...

Buenos días, Juan Diego.
Lo primero es lo primero: Gracias.
He encontrado este blog por pura casualidad, buscando información sobre el Descendimiento de Roger Van der Weyden.(mire qué cosas)
Seguramente haya perdido tiempo para estudiar, pero lo he utilizado para aprender.

Por alguna razón, me atraen las obras abstractas. Tal vez sea porque mi mente está plagada de conceptos abstractos.
La pintura no es mi área. Me dedico a escribir (aunque por edad no he llegado a mucho)
No tengo tantos conocimientos como me gustaría, así que, hablo con lo que veo yo.
En los cuadros de Rothko alcanzo a ver los matices de su alma. En algunos me parece ver melancolía, en otros, rayos de esperanza. En uno creí ver su frustración para llegar a cierta meta.
Tal vez no coincida con lo que pensó él al pintarlos, pero cada uno tenemos una mente diferente, y vemos la vida de diferente manera.

Creo que el problema que se refleja en algunos comentarios anteriores, es la falta de imaginación de esta sociedad. Nos cuadriculamos, y nos obligan a pensar lo que otros pensaron antes. No dejan lugar al arte, a la invención, a la propia intención de cambiar.
No sé si es por el sistema educativo de estos últimos tiempos. No he vivido demasiado, y usted que es profesor, lo sabrá mejor.
Espero que pueda dar sus clases con la mayor libertad, porque lo que veo en mi entorno son profesores encadenados por un sistema educativo totalmente estructurado y en el que no se aprende, se memoriza. Y en mi curso actual, la meta es selectividad, sin dejar tiempo para, aunque sea por cuenta propia, aprender.

Me alegro de haber encontrado vuestras opiniones.
Un saludo.

Juan Diego Caballero dijo...

Barewen: hermoso nombre. Me ha gustado mucho leer tus opiniones, a las que quiero añadir un único matiz: a mi juicio, las pinturas de Rothko no sólo te dejan ver su alma; lo mejor es que permiten que cada uno introspeccione la suya. Por lo demás, el Arte se basa en respetar las opiniones de los demás, siempre que estos sean igualmente respetuosos con las ajenas. Saludos cordiales, JDC

Anónimo dijo...

Tu título dice mucho, yo no era consciente de lo que realmente me atraía de las pinturas negras de Goya hasta que descubrí los últimos trabajos de Rothko, fue cuando comprendí que el arte abstracto y el figurativo son lo mismo, cuando observo estas obras sin pensar me conmueven. Es una atmósfera que te atrae o que no te atrae. Si lo hace, afloran emociones. Saludos

Juan Diego Caballero dijo...

Conmover es una adecuada palabra para las intenciones de Rothko respecto a la función de sus pinturas en relación con el espectador. Saludos cordiales, JDC

Rigoberto dijo...

perdona mi opinión, pero para empezar el arte abstracto se me hace simple, carente de maestría es un obscurantismo, no digo que el arte románico sea malo, de hecho me gusta, pero renunciaron a toda la perfección de los romanos, se interesaban por verdades trascendentales, ahora esa verdad trascendental es una mentira, los curadores son los que hacían al artista cuando debería ser que lo que forma al artista es su obra, pienso que Picasso al final de su vida lo que vendía era su firma, no su obra porque esta fuera buena, Rothko tiene cosas muy buenas,por ejemplo, Underground Fantasy (Subway) 1940, sus tonos igualmente evocan tristeza al igual que los personajes de la izquierda que parecen estar tristes y solos , mientras que los de la derecha parecen menos preocupados y menos solitarios, sinceramente los tonos negros se me hacen para principiantes en arte, un gran artista no usa el color negro en su paleta
el color negro es ausencia de color, la ausencia de color equivale a nada en un cuadro, quizás tienes razón, al verlo enfrente mi opinión sobre sus pinturas negras cambie, quizás como explicas se han obscurecido y no son negros sus tonos, si no los tonos mas obscuros de una paleta mezclados entre si para lograr un tono aun mas obscuro... en fin, espero tener la oportunidad de verlas algún día, desde México Rigoberto Bouchan.

Juan Diego Caballero dijo...

Rigoberto: tu opinión es bienvenida, aunque no coincida con ella. Planteas muchas cosas interesantes en tu comentario, que ahora no puedo debatir con detalle. Sólo te apuntaré tres cosas: 1) Picasso no vendía su firma: eran otros los que se lucraban con su genial capacidad creativa. 2) Claro que existe el negro en la pintura: no te olvides del claroscuro y, sin ir más lejos, de Goya. 3)Muy buena esa observación sobre los cuadros del metro que hizo Rothko y que ya analicé aquí. Pero ¿por qué cambiaría de estilo? Te animo a reflexionar sobre ese tema. Gracias por tu opinión y saludos cordiales, JDC

Erekosse dijo...

Precioso artículo. Rothko es uno de los pintores más emocionantes el siglo XX.

Un saludo,

Jorge

jorge dijo...

hola juan un saludo me llamo jorge fui estudiante de pintura,la verdad el estilo de rothko me atraen creo q en los colores oscuros o llamados auscencia de color tambien reflejan lo que el artista siente,que sabemos que no solo manejaba color oscuro tambien colores vivos y de alguna manera reflejan el sentir del artista y en realidad a mi parecer es uno de los mejores artistas que se atreven a manejar colores que no van tan esteticos, es decir llevan juego de un lado a otro que tambien el señor picasso lo hacia y muy bien,que me dicen de dali muy bueno en el surrealismo etc.cada quien encuentra su estilo y es valido la opinion de cada espectador,creo que para entender esto se tiene que llevar algunos años algunos apenas comensamos pero tambien nos damos cuenta de los estilos de cada artista y oviamente entre mas vamos observando encontramos cosas diferentes y tratamos de ir entendiendo poco a poco,en lo particular a mi me agrdan,tuve la oprtunidad de ver algunas pinturas de goya en la cd,de mex.y la verdad se me hizo imprecionante la forma de aplicar los colores vuelvo a lo mismo cada quien su estilo,el arte es para eso tratar de entender al creador y ver las cosa de modo diferente.saludos a todos respetando sus opiniones

anonimo dijo...

Me gusta Rothko porque creo que es único. Inimitable. "Terciopelo" del alma. Substancia emocional en estado puro. Belleza abstracta que se puede tocar con la vista y que se confunde contigo; dentro de ti.

Dario dijo...

En el arte no pasa por enternder, la virtud es sentir, el arte no se entiende, se vive, es es la diferencia, muchas veces una mancha puede despertar miles de sensaciones a algunas personas y a otras no, es como el aroma de los perfumes, no a todos les gusta el mismo, pero al que le gusta, las sensaciones, los recuerdos qeu te da cierta fragancia, es lo qeu cuenta.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger