26 enero 2009

ROGIER VAN DER WEYDEN

VIDA Y OBRAS DE UN GRAN MAESTRO

Da igual que nos refiramos a él como Rogier van der Weyden o (en francés) Rogier de la Pasture. Con ambos nombres se conoce a quien es sin duda de ninguna clase uno de los mejores pintores de todos los tiempos; un gran maestro de ese grupo al que llamamos de los primitivos flamencos, quienes revolucionaron en muchos sentidos el arte de pintar.

Rogier van der Weyden: "El entierro de Cristo" (1450). Florencia.

Aunque no son muchos los datos que tenemos sobre su vida, resultan suficientes para afirmar que Van der Weyden (1399-1464) nacido en la ciudad belga de Tournai, estudió allí pintura durante cuatro años con Robert Campin, de cuyo taller salió convertido en maestro en 1432. Poco tiempo después lo encontramos instalado en la ciudad de Bruselas, en la que alcanzó el título de pintor oficial del municipio y estableció un taller en el que colaboraron numerosos discípulos. Desde allí su prestigio se fue extendiendo progresivamente, de manera que su fama alcanzó a países alejados como España e Italia, país éste al que quizás viajó con motivo del jubileo del año 1450.

Pero, ¿cuáles fueron las razones para que este artista lograse conquistar la admiración de sus contemporáneos? Van der Weyden participó de todas las características que definen al grupo de los primitivos flamencos: el empleo del óleo sobre tabla y el uso de un dibujo de línea muy precisa; el interés por la representación naturalista y minuiciosa y el manejo de un estilo muy expresivo en el que el color adquiere una importancia fundamental. Todo ello cultivando casi exclusivamente dos tipos de temas: las obras de carácter religioso y los retratos, conforme demandaba la burguesía flamenca.

Rogier van der Weyden: "Retrato de un hombre" (hacia 1450). Amberes.

Sin embargo, son varias las cuestiones que hacen tan especiales las obras de van der Weyden. Veamos algunas de ellas. Por una parte, nos llama la atención su enorme capacidad para dramatizar las escenas, analizando con detalle los signos de dolor en los personajes. Por otra parte, es relevante su capacidad para ordenar las composiciones: en aquellas de sus obras en las que aparecen varios personajes, todo parece estar regido por un principio organizativo que los distribuye adecuadamente, buscando con frecuencia ejes de simetría entre los distintos grupos. En tercer lugar, las obras de nuestro artista destacan por el soberbio manejo del color: una paleta riquísima formada con tonalidades vigorosas. Por último, es muy relevante la capacidad del artista flamenco para dar volumen a sus figuras, de manera que podríamos creer que nos encontramos ante verdaderas esculturas pintadas y no ante unos cuadros bidimensionales.
.
Rogier van der Weyden: "Virgen con Niño" (Hacia 1450-60. Tabla izquierda del díptico de Jean de Gros). Tournai, Francia.

En fin, tendemos muchas veces a centrar nuestra visión de van der Weyden en su obra más destacable y, hasta cierto punto, más próxima a nosotros por encontrarse en el Museo del Prado: el Descendimiento, pero más abajo os dejo una presentación en la que otras obras de arte nos hablarán de la calidad del trabajo artístico de este pintor flamenco. Sin embargo, debo reconocer una cosa: cuando proyecto a pantalla completa la imagen del rostro de Nicodemo en ese Descendimiento, pienso a veces que sus lágrimas acabarán mojando el teclado de mi ordenador.

"Los rostros del dolor" fue el título que dimos en ENSEÑ-ARTE al análisis de la obra más conocida del maestro flamenco: el Descendimiento. Allí se citan otros enlaces interesantes, que pueden ampliarse con los que ofrece la Artcyclopedia. Por último, en esta web se ofrecen 133 fotografías de óbras del pintor belga y aquí podéis ver el Descendimiento en imagen de alta resolución.

Tags: art

8 comentarios:

Cynthia dijo...

Qué pena que este perdiendome las clases de estos días, pues de este tema lo que más me gusta es la pintura flamenca, su minuciosidad y el naturalismo...

Quería recomendar a mis compañeros un pequeño resumen que encontré por internet buscando información sobre la iglesia de saint-front de périguex para el traaajo del románico. Resume el rómanico creo que bastante bien, aunque habría que añadirle los análisis de las obras: http://sagradocorazon.hhdc.net/revista/IMG/doc/ROMANICO.doc

Juan Diego Caballero dijo...

Cynthia: ponte buena y vuelve pronto. Saludos cordiales,
JDC

Anónimo dijo...

igual ta wena la pagina pero la musik da mieeo :S

Anónimo dijo...

y cuando murio ???

Juan Diego Caballero dijo...

Anónimo: lee el texto con detalle. Saludos cordiales, JDC

Anónimo dijo...

La verdad, que sí impresiona. Se podría hacer una gran colección recopilatoria de "rostros del dolor";en todas las artes ,y en lo que sin serlo, espontáneamente se convierte en arte.
Por ejemplo, no dejo de recordar una fotografía que recorté hace años,que parecen siglos (pero, no hay que olvidar), de la terrible guerra de los Balcanes, en la que tres hombres jóvenes ,aunque ya curtidos, expresaban la desesperación , la impotencia y una profunda intensidad dramática en sus miradas:recogídas,"miradas hacia adentro", ante el horror y el dolor, puro sufrimiento.¡Qué tristeza!.Pero imposible olvidar sus expresiones.
Cómo impresiona la manisfestación del dolor,de la manera que sea.
Era en blanco y negro,era sólo una foto de reportaje, una pequeña muestra de realidad. El color no era posible...gracias por el pellizco de sensibilidad

Juan Diego Caballero dijo...

Hermoso comentario. Saludos cordiales, JDC

Simon dijo...

Great video, is inspiration for me and my students at The Canvas Prints Shop

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger