06 octubre 2008

PIRÁMIDES

TUMBAS PARA LA ETERNIDAD

Casi siempre, cuando pensamos en la arquitectura del Antiguo Egipto, se nos vienen a la cabeza las grandes pirámides. La razón es bien evidente. No hay en todo el mundo antiguo tumbas de tamaño tan colosal, con una forma geométrica tan bien definida y con una antigüedad tal que nos hace preguntarnos cómo se pudieron levantar semejantes construcciones con unos métodos de trabajo que imaginamos primitivos y rudimentarios. Sin embargo, ahí están, desafiando al tiempo. Aclaremos de entrada una cosa: la pirámide fue un tipo de construcción funeraria empleada en Egipto durante un largo periodo de unos mil años (mediados del tercer milenio a mediados del segundo a.C.), que se extendió a lo largo de los Imperios Antiguo y Medio, aproximadamente, entre la III y la XIII dinastías.

Imhotep: Pirámide escalonada del faraón Zoser. (2668-2649 a.C. Tercera Dinastía). Sakkara. Egipto.

Sigamos rectificando posibles errores. Mucha gente creerá que en Egipto se levantaron exclusivamente las famosas pirámides de Giza y, quizás, alguna más. No fue así. Hoy van localizadas más de ochenta pirámides de todos los tamaños y formas y no hay que descartar que el futuro descarte alguna sorpresa más. Eso, sin contar los casi dos centenares de pirámides levantadas por los denominados faraones negros en Nubia. Más cosas a aclarar: puede pensarse que se trataba de un tipo de tumba reservado a los faraones. No es así. Se levantaron también pirámides para las reinas. Además, estas construcciones suelen congregar a su alrededor otras tumbas (por ejemplo, mastabas) asignadas a otros miembros de la realeza o a personajes importantes de la corte.

Pirámide del faraón Snefru. (2.613-2.589 a.C IV Dinastía). Meidum, Egipto.

Pero, ¿qué venían a simbolizar estas gigantescas tumbas? Antes que nada, el poder del mismo monarca y su concepción como uno de los dioses principales del país, capaz de competir con el mismo Sol. Ese poder del faraón deviene de su inmensa capacidad organizadora de la vida de Egipto. Así que una parte de la fuerza de trabajo disponible en el país puede derivarse, durante los largos periodos en que sea necesario, a la construcción de este tipo de tumbas. Por otra parte, hay que tener presente que estos monumentos se realizaron siempre empleando la piedra como material constructivo y que formaban parte de un complejo mortuorio más amplio que incluía un templo funerario y otras dependencias. Además, toda pirámide incluye en su interior una cámara mortuoria, a la que se accederá a través de un pasillo y, frecuentemente, otras estancias de uso diverso.

Pirámides acodada (arriba) y "roja" (abajo) del faraón Snefru. (2.613-2.589 a.C. IV Dinastía). Dahsur, Egipto.

La forma de las pirámides evolucionó a lo largo del tiempo: arranca en la III dinastía, durante el reinado del faraón Zoser. Se levanta entonces la pirámide escalonada de Sakkara, cuyo arquitecto principal fue el famoso Imhotep, que ocupó otros cargos en la corte. A comienzos de la IV dinastía el faraón Snefru tuvo tiempo de hacerse construir tres pirámides: en primer lugar la de extraña forma de Meidum con sus dos cuerpos superpuestos claramente diferenciados. Luego las dos pirámides de Dahsur, una de forma acodada y la otra ya perfecta. A partir de entonces llegamos al culmen en la costrucción de este tipo de tumbas monumentales, representado por el conjunto de Gizeh, erigido durante el gobierno de los faraones de la IV Dinastía Keops, Kefrén y Micerinos. La llamada Gran Pirámide de Keops, con sus 137 metros de altura y otros 230 de lado es por excelencia el símbolo imperecedero del antiguo Egipto y una de las famosas siete maravillas de la antigüedad, con su asombrosa orientación de sus esquinas hacia los cuatro puntos cardinales.

De derecha a izquierda pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos (2589-2504 a.C. Cuarta Dinastía). Gizeh. Egipto.

Tras pasar este momento de esplendor, se siguieron levantando pirámides en Egipto durante muchísimos siglos. No alcanzaron ya el tamaño colosal de las construidas durante la IV dinastía, pero continuaron siendo el tipo de tumba habitual para depositar en ellas el cadáver de uno de aquellos reyes-dioses del país. Sin embargo, pese al desvelo y cuidado de sus constructores, pese a los numerosos sistemas adoptados para evitar el expolio de las riquezas que sus cámaras podían albergar, prácticamente todas las pirámides fueron ya saquedas en la Antigüedad. De este modo, en los inicios del Imperio Nuevo esta forma constructiva fue sustituida por el hipogeo, que quedaba oculto en el subsuelo. Pero no se trató exclusivamente de un cambio de moda o de un intento de mantener la tumba real a salvo de los ladrones. Aún manteniendo su enorme poder, los faraones ya no podían competir con el dios sol y, en consecuencia, no era necesario levantar tumbas gigantescas que lo evidenciaran. Los templos tomarán ahora su relevo. Los propios dioses habían ganado a los faraones la carrera por el recuerdo eterno.

Pirámide del faraón Sesostris II ( 1882-1872 a.C. XII Dinastía). El-Lahun, Egipto.
.
En esta sección de Egiptomanía tenéis una amplia información sobre las principales pirámides de Egipto. Su tipos y las técnicas de construcción empleadas se tratan en esta otra web y en la página de los amigos de la egiptología. En lengua inglesa, hay buenos planos y fotos en esta página. Finalmente, para fotos espectaculares, daos una vuelta por Flickr, por ejemplo, tecleando el vocablo Giza: más de cincuenta mil imágenes.

5 comentarios:

jmvives dijo...

Muy buena entrada. Si señor. Fascinante cultura, y esta entrada aporta su grano de arena.

Por cierto, veo que dices "De izquierda a derecha pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos". Quizas esté en un error, pero tengo la impresion que es al reves.

Bueo, un saludo.

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Jmvives, muchas gracias por tus palabras. respecto a lo que planteas, no se trata de un error. Sé que la pirámide que está en el centro (que es la de Kefrén) parece más grande, pero la Gran Pirámide (de Keops) es la que figura a tu izquierda.
Saludos cordiales
JDC

jmvives dijo...

Buenas. Hola de nuevo. Vuelvo por aqui porque he estado comprobando lo que me dices, y como me sigo ratificando (hasta que vea mi error, si es el caso) y me gusta que haya acuerdo con convencimiento, si me permites, intentaré dar las razones que me llevan a pensar que la de la izquierda es Micerinos y así puedas corregirme en caso de que sea yo el errado ;-).

Tambien digo que no suelo entrar en este tipo de conversaciones a no ser que tenga en alta estima al blog (como es el caso). Por eso, con tu permiso, voy p'alante.

Dejaré, igualmente de lado las consideraciones que hagan referncia al tamaño de las pirámides, porque la foto puede llevarnos a engaños. Así pues me centraré en las otras.

Lo que digo es muy largo porque como sabes, esto de explicar cosas sólo con palabras se suele alargar, cuando con poner un dedo encima de una foto bastaría y sobraría para hacerse entender.

Vamos allá:

Razón 1) En la foto se aprecian dos pirámides de la reina. Son la GIII-a y la GIII-b. Si la foto hubiese abierto el ángulo algo más hacia la izquierda, se hubiera visto también la GIII-c. ¿Qué sucede? Que estas pirámides menores están en la cara Sur de Micerinos, y la en foto que publicas aparecen estas pirámides en primer plano. Esto quiere decir que la foto se ha debido hacer desde el Sur y en tal caso aparecerían la Pirámide de Micerinos en primer plano y a la izquierda, en segundo plano y más a la derecha Kefrén, y finalmente al fondo y la derecha del todo Keops. Esto cumple y encaja con la foto. Se puede observar que son las pirámides GIII porque se identifica claramente que la GIII-a casi es lisa en sus caras, la GIII-b está algo más derruida, y si apareciera la GIII-a se vería aún más derruida. Pero... ¿Se podría haber hecho la foto desde otro lugar? Veamos. Es cierto que Keops también tiene pirámides menores pero estas está en la cara Este de la misma, por lo que para que pudiesen aparecer las pirámides menores delante de Keops (como en la foto) la foto se debería haber tomado desde el Este, cerca del Cementerio del Este. En ese caso, en la imagen tomada aparecería Keops en primer plano (junto con las pirámides menores), pero a la derecha de la foto. Más atrás y en el centro estaría Kefren y al fondo y a la izquierda del todo aparecería Micerinos, lo que no coincide con la foto que tenemos en el post.

Razón 2) Las sombras. Se puede apreciar que la luz proviene desde la izquierda de la foto, lo cual proyecta sombras hacía la derecha de los monumentos. Esto quiere decir que es por la tarde y si la foto se ha hecho desde el Sur, como yo sostengo, coincidiría todo: Micerinos con 2 de sus 3 pirñamides de las reinas delante en primer plano y a la izquierda, Kefrén con su revestimiento en el centro y en segundo plano, y el tercer plano y la derecha de todo Keops.

Bueno termino diciendo lo que dije al principio. No considero que sea yo quien tenga razón, solo intento exponer las razones que me llevan a las conclusiones y que en caso de que esté en un error, puedas corregirme si me equivoco, y poder aclarar los conceptos.

Un saludo.

Juan Diego Caballero dijo...

Estimado Jmvives: dspués de leer tu comentario, debo pedirte disculpas en un doble sentido:
a) Primero porque malinterpreté tu primer comentario, creyendo que te referías a una confusión entre la Gran Pirámide y la de Kefrén. No debí haber sido tan superficial, pero es algo que suele ocurrir a los alumnos. Ven más grande una pirámide que las otras y suelen decir: "profesor, la gran pirámide debe ser la que es más grande en la foto".
b) En segundo lugar porque ni cuando coloqué la foto en el blog ni después de leer tu primer comentario le presté mucha atención. No es que sirva para disculparme, pero estos días son de demasiado trabajo: las clases, la preparación de la didáctica, la evaluación inicial... y tres blogs a la vez para mis alumnos. En fin, que ando un poco mal de tiempo, lo cual no implica que no debiera haber empleado mejor aquél del que dispongo.
Afortunadamente tu segundo comentario nos da una triple lección: de conocimientos de Giza, de fotografía y de orientación geográfica. Eso, dejando aparte el tono cordial que empleas. En consecuencia, no queda más que reconocer mi error y pasar a modificar el pie de la imagen.
Quedo, por tanto, muy agradecido a tus palabras y a tu rectificación, que asumo en su totalidad.
Saludos muy cordiales
JDC

jmvives dijo...

Hola de nuevo:

Te agradezco tu interés en contestar a mis comentarios y el tiempo que te ha tomado. No lo he dicho antes (esto de escribir es lo que tiene a veces) pero lo que yo comento es solo un pequeñisimo error dentro de un post excelente. Por lo que las disculpas son más que aceptadas y podría decir que innecesarias pues tu blog aporta valor en muchos aspectos relacionados con el Arte, lo cual, ante tan nimio error, o errata, hace que quede en un tercer o cuarto plano (La errata, digo).

Lo que me sucedió es que esta cultura me encantó cuando la estudié y claro, se me quedó el gusto por su estudio (algo frustrado luego, porque me dediqué a la Ingeniería), y claro al ver la descripción pensé: "Ups, creo que hay un error en el pie de foto". Te lo comenté y al ver que te ratificabas me puse en duda a mi mismo y me lancé a comprobarlo pensando: "A ver si me he liado yo sin darme cuenta".

En fin, te animo a que sigas publicando tan buen material que nos haces pasar muy buenos ratos.

Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger