23 mayo 2008

MISERIA DE LAS HUMANIDADES

PARA PONERSE A PENSAR

He concluido hoy el periodo lectivo con mis alumnos de segundo de bachillerato. Un grupo de once chavales, de los cuales cinco están prácticamente deaparecidos. La semana próxima haremos exámenes de recuperación, exclusivamente. Pero hoy hemos tenido el correspondiente a la tercera evaluación. En el momento de entregar su examen un alumno se dirige a mi y me comenta en voz bien alta: "profesor, si le digo la verdad sólo dos obras de arte me han emocionado en todo el curso, el `retrato de Paulo III y sus sobrinos´, de Tiziano y la `casa de la cascada´ de Frank Lloyd Wright". No lo ha dudado. Parecía tenerlo bien claro.

Tiziano: "Retrato de Paulo III y sus sobrinos Alejandro Y Octavio Farnese" (1546). Nápoles.

Ni las telúricas pinturas de las cavernas paleolíticas, ni la sublime belleza de las iglesias románicas o de las catedrales góticas. Tampoco los sugerentes cuadros de Rothko que hemos visto estos últimos días. Nada del `ángel sonriente´ de Reims o de los colores de los impresionistas. Ni siquiera las obras de Miguel Ángel o de Velázquez. Ni acordarse de los monumentos de Sevilla que hemos recorrido juntos. No debieron servir mis explicaciones in situ de `la ronda de noche´ de Rembrandt. Tal vez no debí de transmitirle la pasión por el arte mientras contemplábamos en directo ´el callejón´ o la bellísima `joven de la perla´ de Vermeer. De nada parece haber servido disfrutar de las obras de Van Gogh en su museo de Amsterdam. ¡Sólo dos obras han llamado la atención de ese alumno!

A lo largo del curso habrán pasado ante sus ojos unas dos mil imágenes de obras de arte, habrá realizado más de una docena de trabajos individuales, efectuado numerosos comentarios, copiado apuntes, esquemas y tramas conceptuales. Unos doscientos artistas habrán sido sus compañeros de curso. Su profesor no ha faltado ni un solo día a clases. En un grupo tan reducido habrá tenido ocasión de preguntar cuantas dudas le surgiesen. Este blog debería haberle servido de apoyo y de espacio para aclarar esas dudas o para responder a sus inquietudes, para emplear los recursos que aquí aparecen a su disposición.
.
Frank Lloyd Wright: "La casa de la cascada" (1937). Bear run, Pensilvania, EE.UU.

Obviamente, agradezco la sinceridad de mi alumno y no le considero, además, responsable de la situación. Para contextualizarla deberíamos tener presente qué es lo que está pasando en la sociedad española y, más concretamente, en nuestro sistema educativo. Los teóricos y pedagogos de la "enseñanza-basura" afirman que el alumno aprende mejor si participa en la construcción de sus propios conocimientos, guiado por el profesor, reduciendo al mínimo los elementos puramente transmisivos. Pero la sensibilidad hacia el Arte ha de ser no sólo transmitida, sino ejercitada de manera cotidiana. Ver, analizar, opinar, criticar... todo eso y más cosas hemos hecho este año. En cualquier caso, es necesario estudiar. Porque sin estudiar (sin esfuerzo intelectual) no se aprende Arte (ni nada) y si no se aprende es imposible emocionarse.

Y los políticos: empeñados en crear bachilleratos de corto recorrido a los que puede accederse con deficiencias instrumentales básicas. Y no hablemos de la miseria en la que se encuentra sumida lo que aún se sigue llamando Humanidades; no sé por cuanto tiempo. Me quedo un poco como ese maestro de Magritte, de quien escribíamos aquí ayer. Parece estar (el maestro) de espaldas al escenario y tal vez ese escenario haya cambiado y ni el maestro ni yo nos hemos dado cuenta.

Tiene razón mi alumno: las obras de arte han de transmitir emoción. Pero dos obras emocionantes en todo un año (114 horas de clase) parecen bien poca cosa. A no ser que los jóvenes estén ya por no emocionarse más que con aquello que no les supone esfuerzo alguno.
.
René Magritte: "El maestro de escuela" (1954). Ginebra.
.
Desde luego que Tiziano y Wright han emocionado a mucha gente y así seguirá siendo, pero como ellos hay muchos otros artistas. Mi alumno se los ha debido de perder. Algo está fallando. En algo estamos fallando, Encima del maestro de Magritte hay una tenue luna, un breve haz de luz. No perdamos la esperanza. Intentemos seguir emocionando.

26 comentarios:

andres dijo...

es cierto que en todo el tiempo de vida del arte, han aparecido gran cantidad de obras ante las que se merecen quitarse el sombrero, pero tambien es cierto que "sobre gustos no hay nada escrito", como le decia hace unos dias contemplando a su idolatrado rotko...
tambien es verdad que habiendo tenido delante obras de tal calibre como la "ronda de noche", "los sindicos del gremio de pañeros" y demas, "la casa de la cascada" no tendria sitio en mi lista de preferidos
y no discuto sobre mi enloquecida atraccion por las obras barrocas, no solo la escultura española exclusivamente, sino tambien por las peripecias de bernini, caravaggio, velazquez, murillo y compañia...
pero sigue sin haber nada escrito sobre gustos...

saludos

ISOBEL dijo...

han sido dos, no esta mal y muy distintas,imagino que en la de Tiziano influiría la historia de los personajes.
No lo veas así, hay una rendija por la que entra luz, de momento son dos rayos... pero el tiempo se encargara de ir abriéndolos o cerrando, siempre pienso que dejamos una llave y es la persona la que tiene que encargarse en molestarse para abrir el tesoro, de momento dejaste dos joyas en su mano.
Si, la educación va mal, nadie premia el esfuerzo, pero la persona que no busca no encuentra y se convierte en mero esclavo y somos cuerpo y alma.
Uf menuda parrafada, el hecho de pensar que puedan ser capaces de disfrutar la mitad de lo que yo lo hago...me anima a seguir dejando llaves, que gracias a ellos yo también aprehendo cada día, hay tanto que no se...besos

Ana dijo...

El arte no sólo hay que vivirlo, hay que masticarlo y digerirlo. Probablemente ese alumno que hoy destaca sólo dos obras entre las dos mil que habéis visto durante el curso, volverá a las otras en algún tiempo, recordará (en el momento menos pensado)esas clases que disfrutó contigo y valorará muchas más obras. Posiblemente, si vuelves a verlo dentro de unos años, recordaréis entre sonrisas esta anécdota. Para entusiasmarse, hace falta tiempo además de preparación. Tiempo al tiempo.

Antonio Martínez dijo...

La reflexión que realizas las suscribo en un elevado porcentaje. Pero, tratando de ver algún elemento positivo, no debemos olvidar a aquellos alumnos y alumnas que tuvieron la oportunidad de conocer una rama fundamental de la CULTURA y la supieron aprovechar. Nunca serán todos pero simepre hay varios. Nuestra asignatura, a diferencia de casi todas las demás, les sorprende por lo novedoso y porque les enseña a mirar su entorno con otros ojos.
Saludos desde INICARTE.

Juan Diego Caballero dijo...

Andrés, Isobel, Ana, Antonio: gracias por vuestros comentarios. Yo sigo como el maestro de Magritte: siempre queda un rayo de luz, aunque sea de noche.
Saludos cordiales,
JDC

a. vicedo dijo...

profesor, creo que no escogí bien mis palabras a la hora de describir lo que sentía. cuando me refería a que estas dos obras que ud. ha comentado, no quería decir que fueran las únicas que me han gustado, sino que han hecho atraer mi atención mucho más que el resto, al igual que rotko ocupa un reservado VIP en su corazón yo albergo estas dos obras de arte. por cierto, cuando le dije el retrato del papa paolo III me refería a aquel en el que aparece solo este, sin sus sobrinos.
saludos

Juan Diego Caballero dijo...

Antonio: ¡qué extraño leerte por aquí, y más a estas alturas! Creí entender que era el cuadro de los sobrinos, aunque el otro que citas es también excelente. En cualquier caso, empleaste el verbo emocionar, de eso estoy seguro y, acemás, agradezco tu sinceridad, aunque cuestiono la mayor. Claro que Rothko ee especial para mi, pero te aseguro que hay muchísimas otras obras de arte que me emocionan.
Saludos cordiales
JDC

Javier dijo...

Es evidente que algo hay que cambiar. Por algo estamos en la cola de Europa en cuanto a calidad educativa: ¿Qué pasa, que los alumnos son más tontos que hace años? No lo creo. ¿Será que los profesores son peores? Lo dudo también. Quizás lo primero que habría que hacer es dejar de utilizar la educación como herramienta política, y proporcionar todo tipo de facilidades tanto a los centros, como a docentes y alumnos.

lo que no se puede hacer es tener el primer contacto con el Arte con 17-18-19 años(para los rezagados). Lo que un alumno de Secundaria ha aprendido de Arte en su paso por la ESO puede esquematizarse en un folio, y eso si el profesor ha puesto empeño.

Seguiría, pero mi comentario sería más largo que tu post, y eso tampoco puede ser.

Un saludo, Juan Diego. Y si te sirve de algo, yo hice Historia del Arte gracias a mi profesor de COU.

Juan Diego Caballero dijo...

javier: no te falta razón en tus opiniones, que comparto. Me alegro de que un profsor impulsase tu vocación. Pero, ¿qué sucede cuando la vocación de un alumno es la de no estudiar?
Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Hay que hacer un canto al optimismo.Seguro que tus explicaciones le han llegado a tus alumnos más de lo que crees, otra cosa es que sepan expresarlo. Sé que no te hace falta, pero ¡ánimo!.
B

Blanca dijo...

Buenas noches, Juan Diego:

Tienes que entender que cada cual está en su derecho de elegir su propio camino; pero puedes estar bien seguro de que tu alumno/s no olvidará el profesor que tuvo.

Ya lo sabes, pero te lo digo:
un buen educador no sólo transmite conocimientos; sino que, con su ejemplo, es capaz de "tatuar" todo aquello que no se ve a simple vista.

Por mi parte, mi más sincera enhorabuena: tu alumno ha intentado explicarse.
Estoy completamente segura de que tus enseñanzas no han caído en "saco roto" como decimos por aquí; y de que esos alumnos no interesados por el Arte, podrán ser grandes en lo que ellos elijan.

Saludos desde La Rioja.

Juan Diego Caballero dijo...

Gracias, B, por tus opiniones. De sobra sabes que soy una persona optimista y que seguiremos adelante. Pero esto se está poniendo cada vez más feo.
Saludos muy cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Blanca: espero (y deseo) que tengas razón en lo que afirmas.
Saludos cordiales desde Andalucía.
JDC

anarkasis dijo...

en juventud la anécdota pesa mucho, yo diría que un 95% quizás la de ese cuadro, le llamó la atención,

La casa Wright,.. hermosa, singular, aislada.. lo raro es que a su edad no le llamara la atención excepcional mente.

Los iconos en su cabeza a su edad tienden a ser pocos, pues quienes no cumplen las reglas no son admitidos, los admitidos, y los no admitidos tienen un porqué, Simplemente no comprendemos sus reglas de lo que es, y no es, arte, reglas aunque aún no discutidas y puestas a prueba por él, perfectamente válidas, como cualquier otras..

un intransigente saludo

(después de escrito)
A pesar del tono apesadumbrado que le pones, yo te envidio, Si has conseguido que miren un cuadro y les llame la atención ya has hecho muy bien tu trabajo,

Anónimo dijo...

La verdad que estoy totalmente de acuerdo con su reflexión. De todas formas, no hay que dejar de admitir que en todos los ámbitos de la vida, como en el arte, hay "algo" que llama nuestra atención y nos sobrecoge entre muchas otras cosas.Puede ser que sea esto lo que le ha ocurrido a su alumno. Soy optimista, y prefiero verle la parte positiva, y en este caso, para mí sería que el alumno está creando un gusto personal propio, lo que es un buen comienzo. Un saludo.

Juan Diego Caballero dijo...

Anarkasis y anónimo: ya lo he dejado escrito más arriba: yo suelo ser optimista. Pero las cosas (como este ejemplo demuestra) no van del todo bien en educación. Y no es cuestión de simple optimismo el que mejoren.
Saludos cordiales
JDC

carmen domínguez dijo...

Profesor, no he podido resistirme a leer este post ahora que ya ha terminado el curso.
No te voy a animar a que seas optimista, dado que tú mismo has dicho que lo eres. Ahora, con el curso 08/09 concluido, me gustaría saber si todavía piensas que Humaninades es una miseria, sólo porque la verdadera miseria es la educación de este país y la falta de visión de este compañero. Tú mismo sabes que has hecho bien tu trabajo, sabes que a algunas personas les GUSTA verdaderamente el arte. Son sólo "algunas", porque, como han dicho otros compañeros, es IMPOSIBLLE que te guste algo que no entiendes, y de todo el instituto, los únicos que entendemos el arte somos los de 2º Bachillerato de Humanidades. Ahora bien, dentro de ese grupo, hay personas que se emocionan más con él y personas que se emocionan menos, yo me emociono mucho, como las personas como tú que AMAN el arte. Pero eso no se lo puedes pedir a todo el mundo, la cualidad para ver más allá sólo lo tienen algunas personas. De las que se emocionan poco o no es gusta, quizá se encuentre aquí este compañero.
Como has dicho, no es culpa suya, tampoco tuya, sino más bien, en mi opinión de la pésima educación española, que le da más importancia a la incultura de los medios de comunicación que a la cultura de los libros y profesores. No tienes que juzgar a todos los estudiantes de Humanidades sólo por un asunto así. ¡Allá quien no muestre interés por la cultura que transmite el arte!, y si la gente se mete en Humanidades es porque QUIERE. Quizás les guste o quizá no, pero se aprende, eso por seguro, ya que Humanidades es la modalidad que transmite verdadera cultura. Sin embargo, no es muy aceptada porque, según algunas personas, "se queda antigua" y "si la gente se mete es para huir de las matemáticas" o "porque lo demás es más difícil", pero la verdad es que nosotros, los de Humanidades somos los que escribimos libros de Historia, los que criticamos obras en los museos, los que desciframos las inscripciones latinas de los restos, los que identificamos la época de una reliquia y lloramos de emoción por su descubrimiento y (en menor medida), los que cobran por documentar a Dan Brown sobre las esculturas de Bernini (aunque se invente a mitad). Por ello, debemos estar orgullosos de nuestra modaidad y LUCHAR para que casos como el que describes aquí no vuelvan a suceder. ¿O de verdad la gente piensa que los del Bachilerato Tecnológico se emocionan con un átomo o una fórmula?


Una vez más, siento haberme extendido tanto, pero una vez me dijiste que te encantaba que los alumnos escribieran mucho...
PD: Si te sirve de consuelo, yo no me metí a Humanidades "huyendo de las matemáticas", sino por que me gustaba de verdad.

Juan Diego Caballero dijo...

Estimada Carmen: responder a todo lo que planteas me llevaría mucho tiempo y no dispongo de él. La idea principal es que la gente digamos "de Humanidades" debe tener ese perfil que tú señalas, pero me da la impresión de que hay entre ellas muchas personas que no tienen interés alguno por estos temas.
Veamos un par de cosas: cuando me marchaba a toda prisa del acto de despedida de fin de curso (me esperaban en otro lado) oí que alguien os decía (con todos vosotros subidos en el escenario) "sois buenos, sois muy buenos". ¿Eso qué significa? ¿Que sois buenas personas? Jamás lo he dudado: lo sois. Pero mira los resultados académicos: el grupo de Humanidades es el que obtiene tasas más bajas de aprobado en todo segundo de Bachillerato. ¿Son más difíciles nuestras materias? No lo creo, pero hay quien trabaja a mínimos... o no trabaja en absoluto.
Y veamos algo de los profesores: ¿Cómo puede ser que apruebe Griego hasta una alumna (sueca por más señas) que dejó de venir al Instituto en enero. ¡Qué maravilla! Cien por cien de aprobados. Así también doy yo todas las clases. es muy fácil.
Seamos serios, Carmen: entre la gente de Humanidades hay muchos que no son de Humanidades. No sé porqué están ahí. O sí lo sé, pero ahora no te lo digo.
Y lo asombroso (y lo sé de primera mano) es que en la carrera de Historia, que tú vas a cursar, también hay ya gente así. Aléjate de ellos. Pasa de la mediocridad, del todo fácil y de la idea de que esforzarse no merece la pena. Todo esos es basura, pura basura.
Lo dejo aquí. Saludos cordiales
JDC

Mª Carmen Rueda dijo...

Me supone una decepción leer lo que piensa usted, profesor, de Humanidades.Yo no se cómo han sido otros cursos anteriores ni me interesa. Lo que sí se es que este curso, 08/09, los alumnos de arte hemos disfrutado al máximo en las clases. Incluso gente que sabía que estaba suspensa a seguido las clases sólo por su forma de comentar las obras, aunque durante el 2º y 3º trimestre fuera más breve por la falta de tiempo. Especialmente en mi caso, que he suspendido, para mi es sólo un suspenso académico,porque nadie me va a quitar las sensaciones que tuve junto a 4 compañeros de arte más contemplando el "Descendimiento" de Van der Weyden o "El jardin de las Delicias" del Bosco. Nos emocionamos, comentamos las obras in situ con gran entusiasmo y "flipamos" hasta más no poder con Goya y Velazquez. Desde pequeña tengo gran afición a la pintura y a la música, cosa que creo que nos dota de una especial sensibilidad, pero nunca llegué a pensar que realmente pudiera emocionarme con la pintura.Eso claro, hasta este año, que comencé encantadísima aprendiendo algo que me encanta y encima (no es por peloteo)con un gran profesor que realmente ama lo que hace.Me desilusioné al suspender el 2º y 3º trimestre, pero fallar académicamente no me va a impedir seguir disfrutando de las maravillas del arte.

Un cordial saludo.

Juan Diego Caballero dijo...

Ah, Mari Carmen: me alegra leerte por aquí, aunque no te guste mi opinión. Responderé, en cualquier caso, a tu comentario. Fíjate que señalas en él que los alumnos "habéis disfrutado". Aquí está quizás el problema: cada vez hay más alumnos que se creen que al Instituto se va a disfrutar. En cambio, los centros educativos deben ser lugares en los que prime el esfuerzo intelectual. Sé que tu caso quizás es algo diferente al de la mayoría, porque simultaneas el estudio con otras tareas. Pero analiza, en conjunto, los resultados del grupo. Comprenderás que un profesor que, como tú misma señalas, "ama lo que hace" quede cuando menos decepcionado. No ya sólo por el nivel de suspensos, que clama al cielo, sino por las bajas notas en general. Las miro ahora otra vez y veo el "reino del cinco". Es estupendo eso que señalas sobre que los alumnos disfrutan con Van der Weiden, Goya y Velázquez. Pero es que no se trata sólo de disfrutar. Hay que ESTUDIAR. Lo que nos gusta y lo que no nos gusta. ¿Qué pensarías tú de mi si llegase a clase y dijese que no explico un autor porque no me atrae, porque no "flipo" con él? Finalmente, quiero hacerte una pregunta: ¿qué pensaría un alumno de su padre (o de su madre) si un día dejase de ir a trabajar (y de mantener a la familia, con hijos que cada vez viven mejor) porque no se emocionase con el trabajo?
Saludos cordiales
JDC

Juan Miguel Duran dijo...

La verdad que en un principio no iba a comentar, pero yo se de alumnos que se han partido el cuello por aprovar esta asigantura, y algunos no lo han conseguido. Esforzarte y ver que no obtienes resultados es frustrante, y mas au cuando la familia se interpone como es mi caso, que particularmente no me agrada estuduar en verano, pero es lo que toca. Pero tambien hay que mirar mas alla de las notas, este año, a pesar de todo ha sido estupendo, por los compañeros, algunos profesores, y cuanto nos hemos unidos. Y el dia que yo decidi volver a pintar despues de haberlo dejado por motivos personales, fue por que entre una compañera y yo decidimos hacerlo para provar suerte y sacar el diez, y gracias a eso vuelvo a pintar, y a disfrutar un poco, que para mi es mas importante que un diez de media. Usted sabe como estaba yo durante el curso, mas o menos, y en parte, me ayudo. Ha habido muchos logros este año por parte de todos

Juan Diego Caballero dijo...

Juan Miguel: antes que nada, me alegro a que te hayas decidido a opinar. Y para responderte, te diré que no estamos hablando aquí de una determinada asignatura, sino de una cierta actitud: la de conformarse con algunos suspensos para septiembre o, en todo caso, con aprobar otras asignaturas con notas bajas. Actitud ante el estudio y el esfuerzo intelectual, diría yo.
Como os conozco a todos, no puedo compartir esa idea de que hay alumnos que se han partido el cuello por aprobar y no lo han conseguido. A no ser que llamemos partirse el cuello a, pongamos por caso, confundir la mezquita de Córdoba con Medina Zahara.
Veo que consideras importante los logros que habéis alzcanzado este año y supongo que se refieren a cuestiones ajenas al estudio. No pongo en duda que tales logros sean importantes. Pero el primer objetivo de un estudiante ha de ser superar el curso... habiendo aprendido.
En cuanto a tu caso, me alegra que pintes y que además disfrutes con ello. Pero, hazme caso, aplaza un poco la pintura y ponte a estudiar en serio porque es lo que toca, aún habiendo aprobado Historia del Arte. De nuevo en tus palabras aparece esa expresión que hace clara referencia al hedonismo de muchos jóvenes. No se trata única ni preferentemente de DISFRUTAR. Se trata de ser responsables.
Finalmente, me alegra poder haberte ayudado, aunque sólo sea en una pequeña parte y espro que tus cosas vayan a mejor.
Mucha suerte y saludos cordiales
JDC

Rebeka dijo...

Hola Juan Diego,al igual que Mari me supone una decepcion que pienses eso de humanidades.Se que no todo el mundo se ha esforzado durante este curso pero creo que siempre se generaliza porque de once personas hemos aprobado cinco,y esas cinco nos hemos matado a estudiar.En mi caso te diria que aunque haya aprobado arte no estoy contenta porque he sacado un miserable cinco y yo si me he matado a estudiar,ademas ha sido la asignatura que mas he estudiado.Si todo lo que he estudiado en su asignatura lo hubiese estudiado en otras hubiera sacado sobresaliente.
Tambien creo que como usted ama el arte quieres que todo el mundo le atraiga el arte al igual que usted y eso es imposible,ademas para gusto los colores...En mi opinion a mi arte me ha encantado porque ahora cada vez que veo alguna obra o construccion me doy cuenta todo lo que he aprendido durante todo el curso y es mas, me emociono al ver que tengo un poco de cultura general.Espero que algun dia cambies de opinion sobre humanidades.
Un saludo

Juan Diego Caballero dijo...

Pues eso, Rebeca. Para gustos, los colores. Pero el Arte es uno de los ejemplos más sublimes de la emoción y sensibilidad humanas. Suele atraer a la gente culta, ya sea de ciencias o de letras. Por otra parte, ¿no te parece que menos del 50% de aprobados es una tasa muy baja? Por lo demás, me alegro del tuyo y lamento que ese cinco te haya parecido poco. A mi también. Pero claro yo aún no sé aprobar a alumnos suecos que dejan de venir a clase en febrero. Tal vez me falte eso para ser un buen profesor. Eso... y ser menos claro. Tal vez nunca llegue a ser un buen profesor, pero no me gusta decir a mis alumnos lo que a ellos les gustaría oir, sino la verdad tal como yo la veo.
Saludos cordiales
JDC

ingelmo dijo...

La Casa de la cascada, una auténtica genialidad.

Tuve la suerte de poder visitarla durante mis vacaciones en Estados Unidos el pasado mes de junio.

Juan Diego Caballero dijo...

Tienes toda la razón, Ingelmo. Aprovecho para felicitarte por el exquisito diseño de tu blog. Saludos cordiales
JDC

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger