13 marzo 2008

LAND ART

EL ARTE DE LA NATURALEZA

En varias ocasiones he escrito aquí breves artículos sobre artistas que emplean de forma preferente materiales de la propia naturaleza para crear sus obras, así como de otros que intervienen sobre el paisaje insertando en él determinados elementos, no naturales, para crear una determinada experiencia estética. Para estos autores el medio natural es el referente principal, ya sea porque recurren a él para obtener los materiales con los que crean la obra de arte o porque éstas se insertan plenamente en él, pasando a formar plenamente parte del paisaje.

Carlos de Gredos: "Mi lugar de nacimiento" (2005-2006). Salamanca.

Con todo ello hacemos alusión al land art, una modalidad artística que trata de poner en relación directa al ser humano con su entorno; con la naturaleza en su sentido más amplio, Por tanto el Museo de Bellas Artes, concebido a la manera más clásica, carece aquí de sentido. La obra de arte no ha de cobijarse en una sala de algún museo; ha de estar al alcance de todos, como un elemento paisajístico más que pueda ser apreciado y valorado por amplios públicos, de la misma manera que se disfrutaría de la vista de una montaña, de una cala costera o de un bosque de árboles centenarios.

El land art surgió como corriente artística a comienzos de los años sesenta del siglo XX, aunque sus precedentes pueden encontrarse de manera constante en la Historia del Arte. Recordemos a título de ejemplo como la faraona Hatshepsut eligió para su templo de Deir el-Bahari un emplazamiento bajo un acantilado rematado por una elevación rocosa con clara forma de pirámide. Igualmente, determinadas producciones de pueblos primitivos (como los totems) tienen mucho de directa vinculación con la propia naturaleza.

Sin embargo, dentro de esta corriente hay numerosas tendencias. En unos casos, el artista emplea únicamente recursos naturales (por ejemplo piedras o maderas) y crea con ellos su obra. En otros casos, se toma un elemento de la naturaleza y se interviene sobre él, generalmente de manera provisional, provocando una modificación visual. Si la intervención pretende un carácter permanente, entonces ha de procurarse que no suponga una agresión relevante al medio ambiente, asumiendo que éste, de alguna manera, va a quedar modificado. Por ejemplo, pueden pintarse árboles, pero no talarse. Hay incluso quienes optan por realizar sus intervenciones sobre paisaje no naturales, sino humanos, ya sean ciudades, parques o interiores de fábricas.

Alguna de estas tendencias implica necesariamente que las obras de arte resultantes tengan un carácter efímero, una limitada duración en el tiempo. Otras veces no ocurre así, pero se asume que la obra, situada en un exterior, va a ir siendo modificada por el propio paso del tiempo, como ocurre con la misma naturaleza.

Como ejemplo de esta interesante corriente artística podemos citar la obra de un autor español y de otro norteamericano. El primero de ellos, se llama Carlos de Gredos (1958) y realiza intervenciones diversas en la naturaleza, a veces consistentes en la acumulación de piedras que componen una suerte de esculturas naturales en el paisaje. El artista norteamericano se llama Jim Denevan y realiza sobre todo intervenciones en las playas: dibujos de grandes dimensiones a la orilla del mar que no permanecen excepto en el recuerdo y en la fotografía. Sin embargo son obras de gran belleza y de fuerte impacto visual. En el fondo, Denevan hace el arte que desde niños nos gustaba hacer a todos: rastrillar las playas y crear imágenes. Salvo que hemos crecido y no lo hacemos. Deberíamos. Para eso están las playas.

En esta página francesa disponéis de una aproximación general al land art. Visitad también este museo verde electrónico, sobre artistas medioambientales. Por otro lado, en este blog se presenta el taller de Carlos de Gredos, artista del que podéis leer una entrevista en esta web. Por su parte Jim Denevan tiene su propia página web, muy interesante.

4 comentarios:

saaritaa dijo...

Felicidades por este post,la verdad es que es muy chulo,a la vez que impresionante!!
Saludos blogueros!!

Juan Diego Caballero dijo...

Hola, Sarita: me alegra mucho que te guste el land art. A mi siempre me ha llamado mucho la atención. Saludos cordiales también para ti.
JDC

Isayra Colmenares dijo...

Hola soy profesora de artes plasticas y coloque como referencia ésta pagina, muy completa para historia del arte, donde mis estudiantes se remitirán a revisar fuentes electronicas y luego construir de lo que hayan investigado, propuestas contemporaneas

Anónimo dijo...

no soy personelmente una seguidora de esta forma de expresion artistica, si bien lo consdero forma de expresion no termino de reconoerlo como obra de arte. esta forma de concebir el arte no es ninguna novedad pero me parecia mas apropiada y noble en el mundo egipto y mesopotamico. Creo que hoy solo consigue hacer complejo algo tan simple con la naturaleza. aun asi me gustaria Juan Diego que me aclarases la imporancia de este estilo, lo digo humildemente, yo no termino de verlo y a ti parece encantarte.
Un Saludo

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger