05 marzo 2007

LA ESCULTURA RENACENTISTA EN ESPAÑA

EN LOS COMIENZOS DE LA IMAGINERÍA
.

Juan de Juni: "El entierro de Cristo" (1544). Valladolid.

Juan de Juni: "Piedad". Medina del Campo, Valladolid.

En el caso de la escultura, las formas renacentistas llegaron a nuestro país de la mano de algunos autores italianos a finales del siglo XV. A partir de sus influencias se consolida en la Meseta un núcleo escultórico, que algunos denominan escuela de Valladolid, en el que destacarán especialmente Alonso Berruguete (1490-1561) y Juan de Juni (1507-1577). Ambos entienden el Renacimiento de distinta manera, pero sin embargo coinciden en algunas cuestiones de carácter fundamental.

Caracteriza a estos dos artistas el hecho de que gran parte de su producción sea de temática religiosa, así como su preferencia por el empleo de la madera como materia prima de sus obras. Pero la madera no se deja tal cual se encuentra en su estado natural sino que, por medio de varios procesos artesanales, acaba finalmente policromada, lo que da a las figuras un carácter peculiar y permite una mayor dosis de expresividad.
.
Alonso Berruguete: "San Sebastián" (1527). Valladolid. ..................."La adoración de los magos". (1526-1532). Valladolid.
.
Surge así la modalidad escultórica que llamamos imaginería: la elaboración de obras de culto (muchas veces destinadas a procesionar públicamente) y que pretenden no únicamente alcanzar la perfección artística, sino también conmover al espectador a través de diversos recursos expresivos, de forma que los mensajes de la religión cristiana y sus modelos (el propio Cristo, la Virgen, los santos, las figuras del Antiguo Testamento) provoquen en aquél un sentimiento de piedad y de autoafirmación en sus creencias religiosas.
.
Aunque existió también un tipo de escultura civil, el predominio de lo religioso es tan abrumador que podemos afirmar como característica básica la tendencia al dramatismo, cuando no a lo trágico. De esta manera, los escultores renacentistas y manieristas españoles iniciaron el camino que, andando un tiempo, llevaría a la eclosión de la imaginería barroca en la España del siglo XVII. El dolor, la sangre, el sufrimiento o la angustia serían ya elementos esenciales de la escultura española, enormemente influenciada por los valores que, en plena Contrarreforma, defendía la Iglesia Católica.
.
No hay (o, al menos yo no las conozco) muchas buenas páginas en Internet sobre el tema que nos ocupa. Como síntesis, podéis visitar ésta, aunque carece de imágenes. Por otra parte, puede convenir dar un vistazo a la web del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, que atesora una impresionante colección de obras de esta etapa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

k bonito nada mas k es muy bonito jejeje adios

Anónimo dijo...

un buen resumen en realidad, gracias por la info y saludes desde costa rica

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger