18 marzo 2007

LA ESCULTURA BARROCA ESPAÑOLA

EL PAÍS DE LAS IMÁGENES

Cristóbal Pérez y otros: "Imágenes del paso de la Sagrada Mortaja" (a partir de 1670). Sevilla.
.
Si toda España se llenó de edificios barrocos, el panorama en lo que respecta a la escultura del siglo XVII es aún más ilimitado: no decenas de miles, sino tal vez cientos de miles de obras escultóricas (probablemente más, nunca tendremos cerrado un catálogo tan amplio) poblaron literalmente las iglesias españolas y no sólo los templos: era frecuente entonces que toda familia con una mínima disponibilidad económica tuviese en su casa alguna imagen a la que prestar devoción.

Gregorio Fernández: "Cristo atado a la columna" (1619). Valladolid.
.
Imagen. Esta es la palabra que debemos emplear para referirnos, en una abrumadora mayoría de casos, a las esculturas barrocas españolas. Imágenes porque se trata de obras de tema religioso, dentro del espíritu de la Contrarreforma. Porque con ellas se pretende que la fe del creyente tenga un apoyo visual. Imágenes a las que se les reza o se les canta, se las viste y se las adereza, a las que se piden favores o que se contemplan con arrobo cuando salen en procesión. Imágenes protectoras de la salud, del trabajo o del oficio, del pueblo o de la ciudad, del niño o del anciano. Solas y aisladas o componiendo grupos en enormes retablos. Titulares de hermandades y cofradías, de parroquias, de conventos, de gremios. Imágenes que, en ocasiones, están articuladas, que lucen cabello natural, que disponen de camareras a su servicio, que se colocan en retablillos en las calles, en las encrucijadas de los caminos o que salen de sus templos a pedir que llueva, o que no nieve más, que haya buenas cosechas o se gane una guerra. El país de las imágenes, en definitiva.

.

Juan de Mesa: "Jesús del Gran Poder" (1620). // Anónimo: "Virgen Macarena" (Hacia 1680).

Para tanta imagen, un artista especial; el imaginero; el escultor que hace imágenes. Y que, normalmente las hace en madera, porque es más barato que la piedra. pero también porque la madera se estofa y se policroma, dándole mayor verosimilitud, se viste o se desviste llegado el caso, y porque la obra, que no pesa demasiado, puede sacarse encima de un paso en procesión, cuando convenga. En todas estas esculturas, el autor tiene un mismo interés: despertar sentimientos en el espectador. Qué éste pueda descubrir, a través de ellas, las verdades de la fe, los misterios de la pasión, el tremendo e inhumano dolor sobre el que se asienta todo el aparato conceptual de la iglesia católica.

Francisco Ruiz Gijón: "Cristo de la Expiración" (1684). // Francisco de Ocampo: "Cristo del Calvario" (1612). Sevilla.
.
Así pues, los imagineros procuraron dar a sus obras un tono realista, muchas veces exagerado, en ocasiones de un verdadero patetismo según conviniese. Claro está que con tanto artista hubo variaciones regionales e incluso locales, escuelas diversas y sensibilidades distintas. pero siempre, en el fondo subyace la misma idea: convencer al común de que el perdón de los pecados se obtiene mejor si se reza ante las imágenes, si se confía en ellas como abogadas, ante el mismo Dios, de las penas y los problemas de los mortales.
Para este tema, conviene ahora repasar el documento en PDF que ya citamos en un artículo anterior. Lo mismo puede hacerse con el Museo Nacional de Escultura de Valladolid. Es muy recomendabel, igualmente, asomarse a la web del Museo Salzillo de Murcia, ciudad que conmemora en 2007, con un amplia exposición, el tercer centenario del nacimiento del escultor, sobre lo cual podéis descargaros una interesante guía didáctica. Para los imagineros sevillanos, podéis visitar la web del grupo "arte sacro", muy amplia, aunque lo mejor será ver las imágenes en la calle, encima de los pasos.

17 comentarios:

anonimo jajajja dijo...

Que bonita la foto de La Macarena!!!!Para mi gusto es la foto mas bonita publicada en el blog , pero le supera la de perfil de la presentacion power point de la escultura barroca.ES preciosa esa foto!!!Hasta Luego !!!

Julia dijo...

Es una Virgen preciosa, a mí me encanta. Voy a verla todos los años, y eso que no soy muy de la Semana Santa.

Juan Diego Caballero dijo...

Bueno, niñas: Pues las dos tenéis razón. Evidentemente su fama no es baladí. Quizás sea esa expresión que la hace bastante diferente a las emás dolorosas sevillanas. Quizás sea el color de la encarnadura. Tal vez la mirada.
Curiosamente, es obra anónima.
Saludos cordiales
JDC

....ale.... dijo...

Es el conjunto , a mi em encanta , no pueod negarlo , cuando la veo en Semana Santa siempre se me saltan las lagrimas y me da pena de no poder verla mas a menudo ,ya que po alli no hay donde aparcar...El pelo es de Juana reina y las esmeraldas me parece que tambien. Esta virgen fue cambiada por un reloj del sol hace muchos años , pero eso son anecdotas que cuenta mi abuela , que la idolatra jaja asi que no se si tienen algo de cierto.Saludos a todos. Hasta Luego

Julia dijo...

¿No vas a verla porque no hay donde aparcar? Puedes coger el 6 o el C3 en Plaza de Armas, y estás en la Barqueta en nada y menos, o pudes ir dando un paseo por el río.
Mi padre vive en la calle del Arco, en Resolana, y paso allí madio verano. El aburrimiento hace que esté todo el día caminando por la Macarena (y después me pierdo...) y cuando el calor es insoportable entro en la iglesia un ratit, que se está fresquito, puedo ver la estatua y de paso comprueba uno que queda fe en el mundo porque siempre hay alguien rezando.

...ale... dijo...

Ya Julia...pero te tenes que pasa 3 horas pa llega y 2 pa volver jajaja.Si voy a verla , pero no tanto como me gustaría.Lo tuyo es muy fuerte jaja vas a verla porque tienes calor jajajajaja.

Juan Diego Caballero dijo...

Jolines, niñas, ¡qué polémica os traéis con las visitas a la Macarena! Contadme mejor que os parece esa fiebre de las imágenes en la España del Baroco.
Saludos cordiales,
JDC

Julia dijo...

A mí el Barrco me resbala un poco. Tanta cosa... Menos es más, me gusta más la pureza de las formas renacentistas, o las góticas, y las clásicas, sobre todo las griegas. Pero el Barroco... No sé, me recuerda a las casas esas de la gente mayor que tienen todo lleno de vitrinas con cosas de porcelana y cojines, y cuadros y adornos... Uno no puede ni respirar, y da miedo andar por temor a desmontar el museo... Los griegos, en cambio, sabían lo que se hacían.
En todo caso, eso era sobre arquitectura y decoración. La escultura (sobre todo Bernini)y la pintura me gustan.

...ale... dijo...

A mi me parece bien lo de las imagenes , lo que me parece un poco absurdo sinceramente es lo de las monjas con los niños de Dios como "barbies"ajajajaja eso me ha hecho mucha gracia. Los cristos pateticos tb me parece bien que los hagan , como forma de mostrar al pueblo lo que Cristo sufrió por nosotros , aunque en mi opinion , pienso que era aun mayor el dolor de Cristo de lo que esas imagenes representan(julia seguro que se reira cuando lea esto jeje).Lo que no me parece bien que se haya hecho un negocio de una religion , utilizando esas imagenes , como se hace por ejemplo en Semana Santa .Ademas , jesucristo dijo:"No idolatreis ídolos de barro " y la iglesia ahora lo permite ,ademas de no hacer nada con repecto a las fotos blasfemas de Montoya entre muchas otras cosas..por lo que me permito el lujo de cuestionar a esa institución.

...ale... dijo...

No adorareis idolos de barro , que me habia equivocado jeje perdon.Saludos a todos !!!

Julia dijo...

Parecre que tienes una tendencia ortodoxa, ¿no? No me río, no hay que ser muy listo para saber que cualquier persona sufre terriblemente si le dan palizas, latigazos y la clavan en una cruz. A mí me gustan más los Cristos de Montañés, más serenos, que ven venir su ineludible destino divino, tienen una mirada estupenda.

ale..... dijo...

Podria ser..o podria no se..jajaj de todas formas eso no es malo , nada es malo mientras se respete al prójimo.Saludos a todo !!!

Anónimo dijo...

Mi trabajo de arte os agradece esta entrada :D

Anónimo dijo...

Muy buenas, estoy estudiando la licenciatura de historia del arte (terminando) en Sevilla, y hace unos días tuve con amigos una conversación que acabó cuando me preguntaron por qué en Sevilla el fervor de la Semana Santa y por ende de las imágenes era más intenso que en el resto de España. No supe responder y yo te quiero preguntar ahora, ¿sería quizás por la tradición imaginera que se proyectó en Andalucia con más fuerza, o corresponde estrictamente al pueblo el valor de la devoción aquí en Sevilla?

Un saludo, Rafa.

Anónimo dijo...

He escrito una pregunta hace un rato, ¿por qué se ha borrado?

Rafa

Juan Diego Caballero dijo...

Que yo sepa, no se ha borrado, Rafa. Veamos, no es difícil responder a lo que preguntas: aquí el espíritu de la Contrarreforma triunfó plenamente. No es de extrañar: Sevilla era una ciudad superpoblada de curas y frailes (siendo el centro del comercio con América aquí tenían casa todas las órdenes religiosas). Los imagineros supieron conectar con ese ambiente y dar a sus obras lo que la Iglesia pedía: imégenes de un dramatismo contenido, pero suficiente para conmover al espectador. Saludos cordiales, JDC

Anónimo dijo...

me gusta mucho esto de las esculturas a ver si poneis mas

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger