19 abril 2009

FLATIRON BUILDING

UN VETERANO RASCACIELOS DE NUEVA YORK

Muy probablemente el rascacielos pudiera ser considerado como el edificio más característico del siglo XX: un prisma que se eleva en altura... hasta límites que aún parece que no se han alcanzado. Precisamente, el prisma de base rectangular o cuadrada suele ser la forma más habitual de esas construcciones que tratan de ganar espacio en vertical. Sin embargo, no es esa la forma de uno de los rascacielos más antiguos de Nueva York. Me refiero al denominado Flatiron Building, enclavado en una estratégica parcela, justo en el encuentro de la Quinta Avenida con la calle Broadway.

Fue la forma de esa parcela, aproximadamente un triángulo rectángulo, la que explica la original planta del edificio, al que se le dio inicialmente el nombre de Fuller Building, por la empresa constructora y, al mismo tiempo, propietaria. Pero los neoyorquinos apodaron rápidamente al rascacielos con el nombre de Flatiron (plancha), porque su traza evocaba los aparatos de planchar de la época. Pero, más que la anécdota, lo que nos interesa de este edificio son las novedades que aporta, además de su planta ya de por sí misma original. El responsable de las trazas fue el arquitecto Daniel Hudson Burnham (1846-1912) quien, aunque nacido en el estado de Nueva York, había crecido y estudiado en Chicago, ciudad en la que inició su profesión en el círculo de William Le Baron Jenney, el creador de la denominada escuela de arquitectura de Chicago, de la que Burnham acabaría siendo uno de sus más destacados representantes.

Siguiendo los novedosos planteamientos de esa corriente arquitectónica, a la búsqueda de la verticalidad de los edificios, Burnham diseñó una construcción basada en un esqueleto de acero recubierto de piedra y ladrillo y con elementos decorativos tallados en la piedra de las fachadas. Es precisamente esa estructura la que permitió al arquitecto elevar el edificio hasta los 87 metros de altura, distribuidos en un total de 22 plantas (contando la azotea superior), con la singularidad de que en su lado más estrecho la obra no alcanza más de dos metros de longitud.

Pero igualmente llamativo resulta el "programa decorativo" que Burnham estableció en la construcción, verticalmente dividida en tres niveles que quedan visualmente bien definidos por dos amplias bandas decoradas con relieves, a modo de frisos bajo cornisas que se prolongan en los paramentos de la planta inmediatamente inferior. Toda esta decoración constituye un buen ejemplo de lo que en Estados Unidos denominan "estilo Bellas Artes", que no es otra cosa que una adaptación de los modelos historicistas que en la época de su construcción estaban triunfando en Europa. En este caso, la ornamentación del Flatiron nos remonta al Renacimiento y nos muestra una amplia variedad de temas, trabajados en relieve sobre piedra: motivos vegetales y animales, tondos circulares, roleos y cartelas diversas. Una cierta exhuberancia decorativa que contrasta con la austeridad característica en otros edificios de la misma escuela arquitectónica.

Cuando el edificio se terminó en 1902 los neoyorquinos comentaban con cierta sorna que la propia forma de la construcción contribuiría a crear fuertes corrientes de aire que acabarían por derribarlo. Han pasado más de cien años desde entonces pero, hace unos días pude comprobar de manera directa cómo es bien cierto que en la esquina del Flatiron Building el aire circulaba a unaa velocidad bien distinta de lo que sucedía unos centenares de metros antes. Sin embargo, con corrientes y todo, amén de algunos terremotos, el edificio se ha mantenido prácticamente inalterable hasta convertirse en uno de los hitos más característicos del paisaje urbano de Nueva York: una sólida construcción. Arquitectura moderna.
.
Más información sobre el Flatiron Building en esta Web dedicada a la arquitectura neoyorquina y en este artículo de ABC. Ved más fotos en esta página. Gracias a D.C. por el hermoso contrapicado del edificio.

6 comentarios:

Javier Jiménez-Ridruejo (artecom) dijo...

Eres un hombre de gusto. Cómo atinas en tus selecciones de obras... Podrías haber puesto el Home Insurence o el Reliance pero no, has puesto el Flatiron. Decía H.G. Wells que era como la proa del barco del nuevo siglo surcando las aguas de la 5 y Broadway. Ah, por cierto a las corrientes les llaman el "empujon del 23" y no se porqué, lo que sí sé es que esas corrientes levantaba las enaguas de las neoyorkinas del momento y la alcALDÍA TUVO QUE PONER GUARDIAS PAR DISOLVER A LOS EMOCIONADOS TRANSEUNTES QUE ALLÍ SE AGOLPABAN A VER EL ESPECTÁCULO... cOSAS.

Bravo por el análisis!

Juan Diego Caballero dijo...

Javier: muchas gracias por tus palabras. Lo que dices del "empujón del 23" hace referencia a la ubicación del edificio. Como se dice en el texto, está entre la Quinta Avenida y Broadway... justo en el lugar en que ambas vías se cruzan con la calle 23. la anécdota cuenta que los mirones se conformaban con ver los tobilos de las damas. Eso: cosas. Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Hola Juan Diego,
Escribo después de mucho tiempo: el examen del CAD para mayores fue el sábado y anduve algo liado. Creo que en arte no me fue mal (Goya/ Escultura romana; me quedé con el de Fuendetodos). Unas láminas de la Mezquita, el Pórtico de la Gloria, San Pietro in Montorio y el Hermes de Praxíteles completaron el examen. La verdad es que no han sido rebuscadas, comparadas con los exámenes de otros años. Ahora a esperar. Y si sale bien, algo de culpa tendrá este magnífico blog que llevas. Que lo sepas...
Onallera

Juan Diego Caballero dijo...

Bueno, Onallera, debo agradecerte tus cordiales palabras, pero he de decirte que si al final acabas obteniendo buenos resultados, el único "culpable" serás tú mismo, con tu esfuerzo y tu dedicación. Muchas gracias por seguir ENSEÑ-ARTE. saludos cordiales con mis mejores deseos.
JDC

Antonio Martínez dijo...

Enhorabuena,finalista en los III Premios Espiral Edublogs 09.
Saludos desde INICIARTE

Juan Diego Caballero dijo...

Ah, Antonio: me he enterado de la noticia por tu comentario. Muchas gracias por la información. felicidades también para ti, que veo que estás en la misma lista. Saludos cordiales,
JDC

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger