13 julio 2008

EL "BESTIARIO" DE SAN BAUDELIO DE BERLANGA

HISTORIA DE UN EXPOLIO CONSENTIDO

Perros, liebres, ciervos, bueyes, caballos, halcones, un oso, un elefante y hasta un camello (o tal vez sea un dromedario). No, no estamos en una gruta paleolítica. Tampoco en un zoológico o en la trastienda de un taxidermista atrabiliario. Nos hallamos en plena Castilla, dentro de la ermita de San Baudelio de Berlanga, (Caltójar, Soria) interesántisima obra mozárabe fechable probablemente en los últimos años del siglo XI.

Reconstrucción virtual del interior de la ermita de San Baudelio. (Diario de Soria).

Este pequeño templo llama la atención por la gran originalidad de sus trazas arquitectónicas, destacando la palmera central que sostiene la cubierta. Se trata de un gran pilar del que arrancan ocho nervios que forman arcos de herradura apeados en ménsulas y que sirven para descargar el peso de la bóveda con que se remata la estructura. A los pies de la única nave, en un espacio ya de por si reducido, se alza una tribuna sobre columnas. Y en el extremo opuesto hallamos un ábside de cabecera plana.

Aproximadamente medio siglo después de que se levantase el edificio, su interior fue revestido casi por completo con pinturas realizadas al fresco, de traza románica, aunque es perceptible también en ellas la pervivencia de elementos mozárabes e incluso estrictamente islámicos. En cualquier caso, tenemos aquí, en la Extremadura soriana, uno de los mejores ejemplos de pintura mural de época plenomedieval del país. Paradójicamente, en 1925 un anticuario logró adquirir parte de esas pinturas, vendiéndolas posteriormente a clientes extranjeros, tras conseguir que una sentencia del Tribunal Supremo avalase tan inaudita operación, hecha además a espaldas de los vecinos de la localidad. Bastantes años después parte de ese expolio legal volvió al país y se conserva en el Museo del Prado, aunque aún hoy día tres museos norteamericanos custodian la otra parte de este tesoro románico.

El conjunto de los frescos presenta dos grandes ciclos: uno de ellos nos muestra escenas relacionadas con el Nuevo Testamento y, en consecuencia, la vida de Jesús (la adoración de los Magos, las bodas de Caná, la curación de un ciego o la Santa Cena) desfila ante nuestros ojos. Por otra parte, un segundo ciclo narra escenas profanas, en las que podemos apreciar muestras de la vida cotidiana de la época (así una cacería de liebres y otra de ciervos, un jinete practicando la cetrería, además de una pareja de bueyes y otra de lebreros), junto a otras que muestran un carácter más exótico, menos habitual, como es el caso de la representación de un oso, de un camello o un elefante que porta un castillete.

Este bestiario que aparece representado en San Baudelio parece responder a un doble sentido: de una parte, son bastante asimilables las escenas de cacería que, no en balde, era una actividad bastante común en la época. Pero, ¿que hacen ahí esos otros animales? Todavía podría entenderse la presencia del oso, bien presente en la España de la época. Pero, ¿y el camello o el elefante?

Podría aducirse, y así se ha hecho, que el templo entero está sostenido por una palmera y que los dos últimos animales citados no son ajenos a ambientes en los que ese árbol resulta predominante. ¿Estaríamos por tanto ante una representación figurada de paisajes desérticos? Sin embargo, más razonable parece considerar que la presencia en la ermita de este bestiario medieval responde al sentido simbólico que acompaña a los propios animales.

De este modo, el camello o dromedario (animal bien propio del mundo islámico)deviene en imagen de la humildad, por su elevada capacidad de resistencia, mientras que el elefante (sobre todo, si, como es el caso, porta un castillete) es muestra de fortaleza, al tiempo que un animal que hiberna como el oso podría simbolizar la resurrección del alma. Finalmente, es bien conocida la asimilación del perro con la fidelidad.
.
En fin, nunca sabremos con absoluta certeza qué vienen a simbolizar en San Baudelio estos animales y desconoceremos siempre quiénes fueron los autores de tan impresionantes imágenes. Pero yo quiero imaginarme a esos pintores realizando su trabajo y suponer que con ellos habría algún clérigo más culto atento a la simbología de lo que se pintaba. ¿Podemos catalogar estas pinturas como románicas? Formalmente sí. Pero tras ellas late la cultura islámica. No cabe duda. ¿O ha habido alguna vez camellos pastando por Soria?

Encontraréis una excelente descripción del templo, acompañada de numerosas fotografías, siempre de primera calidad, en la página de nuestro amigo de romanicoaragonés. Además, merece la pena también consultar la extensa información de esta otra web. En esta página hay un excelente plano del templo, con la ubicación de las pinturas. También podéis leer más sobre las pinturas y su restauración en esta página y en esta otra. Por último, leed esta curiosa información sobre la "palmera sagrada" de los mozárabes.

14 comentarios:

ISOBEL dijo...

es una pena como tratamos nuestro patrimonio, y pensando en alto, no se podría hacer una buena restauración de semejante joya, saludos

Silvares dijo...

As pinturas são excelentes! A questão da preservação do património é um problema. Em Portugal é uma desgraça!

Juan Diego Caballero dijo...

Isobel, las pinturas que quedan in situ fueron restauradas hace unos años. Saludos cordiales
JDC

Juan Diego Caballero dijo...

Silvares, muito obrigado pela tua visita. Acho que temos o mesmo problema nos dos paises. Com os meus cumprimentos,
JDC

sedelbiombo.blogia.com dijo...

Muy interesante el post, especialmente en lo gráfico.
Aunque sea más hetedoxo a veces me gusta pensar en las interpretaciones de Atienza y Soria que ponen esta iglesia en relación con conocimientognósticos, de superación personal, siendo el interior de la palmera, al igual que la cuva, distintos grados por los que habrá de pasar el eremita

Juan Diego Caballero dijo...

Bien, sedelbioambo, aunque hay que tener mucho cuidado con esa explicaciones que abundan en lo esotérico.
Saludos cordiales y gracias por tu visita.
JDC

Lorena dijo...

Vagando por la red, he tenido la enorme suerte de caer y detenerme en este blog. Que gratisima sorpresa!No solo debo destacar el trabajo y calidad de cada articulo, video, enlace, sino lo que más me ha impresionado, la calidad humana y altruista del autor.
Yo también tuve el privilegio de recibir clases de arte e historia de un gran educador, que no sólo marcó mi destino, hoy soy historiadora del arte, sino, porque no decirlo, también mi vida. Así que felicidades doblemente, al profesor y a los alumnos, que suerte chicos de topar con alguien así, aprovecharlo y sobre todo disfrutarlo!
En otro orden, San Baudelio, la joya. Lugar enigmatico, sorprendente y donde siempre surgen preguntas, donde el color, la luz y la genialidad arquitectónica invanden las retinas. Creo que se nota que es mi lugar y por ello mismo, os recomiento a tod@s que lo visiteis, seguro que no os dejará indeferentes.
De verdad, mi mas sincera enhorabuena por este blog, que a buen seguro seguiré disfrutando.
Un saludo. Lorena

Juan Diego Caballero dijo...

Lorena: muchísimas gracias por tus palabras. Ser un poco altruista no está nada mal y mejor aún si disfrutas con lo que haces. Saludos cordiales, JDC

Carla Cristino Ribeiro dijo...

Parabéns. Grande blog e linda música.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el artículo sobre San Baudelio, que me enamoró cuando la visité hace unos dos años, y por este blog que he descubierto hoy buscando información sobre la citada ermita y que visitaré a partir de ahora.
Felicidades por contribuir a un buen uso de las nuevas tecnologías en favor de la cultura en general y de nuestro patrimonio en particular.

Anónimo dijo...

Muy bonito artículo, pero discrepo en la nota final. Existen abundantes testimonios documentales del empleo del camello/dromedario como bestia de carga en época tardoimperial y en los reinos bárbaros que los sucederion en lo que fue el imperio romano de Occidente. Jacques Pirenne escribió hace muchos años sobre el tema, de modo que el carácter árabe de dicho animal sería más bien una asociación moderna.

Elena Sánchez dijo...

Si te gusta el arte y esta maravillosa ermita debes leer el libro escrito por Javier Lizasoain inspirado en el expolio que sufrió dicha ermita

Elena Sánchez dijo...

Me acabo de dar cuenta que no te he dicho el titulo El último capitulo. (Entrelíneas Editores)Es una novela maravillosa.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger