24 enero 2008

EL POLÍPTICO DE SAN BAVÓN DE GANTE

LA ADORACIÓN DEL CORDERO MÍSTICO

¿Cuál es la obra maestra de Jan van Eyck? Unos dirán que el matrimonio Arnolfini y otros que el políptico de "La adoración del cordero místico", una obra compuesta por 24 tablas de distinto formato, ensambladas entre si, que se conserva en la Catedral de San Bavón de la ciudad de Gante (Bélgica). Una joya de primera magnitud y de enorme tamaño (abierto mide 3,5 ms. x 4,6 ms), de la cual tenemos casi tantas dudas como certezas. Sabemos que fue creado ex profeso para ese templo, donde está desde entonces, y que lo encargaron un tal Joos Vyid y su esposa, Elisabeth Borluut. Conocemos la fecha de finalización de la obra, 1432, y suponemos que debió comenzarse hacia 1426. Se sabe que lo inició Hubert Van Eyck y que lo concluyó su hermano, Jan, pero ¿qué pintó exactamente cada uno? Es casi seguro que la mayor parte del políptico la debió realizar Jan, el más brillante de los pintores flamencos. Y así podríamos seguir despejando dudas y formulando otras.

Da igual. Se mire desde donde se mire, el político es una obra de inaudita belleza que desde siempre ha atraido a los amantes del arte. Quien se pone delante de él (lo sé por experiencia) queda de inmediato atrapado. Tantos son los detalles en los que hay que fijar la atención. Un colosal ciclo que arranca con la creación de Adán y Eva y nos lleva a los Profetas, a la Anunciación, al propio Dios padre, a los santos y a la adoración del Cordero. Pero, ¿qué cordero es éste que adora tanta gente? Vayamos al Apocalipsis, el último libro de la Biblia cristiana. Allí se dice:

"Después de esto miré, y he aquí que vi una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas y con palmas en las manos; y clamaban a gran voz, diciendo: la salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero...

... porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará y los guiará a fuentes de aguas de vida y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos".

Así pues aquí está el cordero místico, el propio Jesús aclamado por las gentes, la fuente de la que mana la vida, la salvación de la humanidad en la mentalidad cristiana. Ese es el tema, pero de la mano de Van Eyck podemos disfrutar de mucho más: de paisajes increibles, de vistas urbanas, de interiores domésticos, de pinturas a la grisalla, del magistral empleo del color, de la minuciosidad en el trabajo pictórico; de ángeles y caballeros, de judíos y miembros de la Iglesia, de ropajes excelentes, de joyas relucientes, de flores diminutas o de instrumentos de música. Todo eso y mucho más en una de las más geniales obras de arte de todos los tiempos.

Con el políptico triunfa el óleo sobre tabla y la pintura gótica queda desbordada. Su composición, la luz, el manejo de los volúmenes, el color y la perspectiva anuncian ya el Renacimiento, que vemos también señalado en el interés por la representación de la naturaleza, incluso en sus más mínimos detalles.

Aquí está el Cordero místico. Disfrutadlo en esta presentación, al pausado ritmo de Phill Cunningham. Y además, leed el completo artículo al respecto que está en la Wikipedia española. Después, manejad la obra en alta resolucion en esta página. Y si os interesan las aventuras detectivescas, seguid la crónica del robo de una de la piezas del político.

10 comentarios:

jdsa dijo...

Hola, tocayo!!

Soy de Huelva, estoy en 2º de Bachillerato y estudio Historia del Arte. Encontré tu blog hace unos días y me parece simplemente genial.
Estás haciendo algo grande, de verdad.

Desde ya darte las gracias por todo ;)

PD: Mística es esa presentación con tamaña música de fondo :D

Juan Diego Caballero dijo...

Pues nada, tocayo, gracias por tu opinión tan agradable y por tu visita. Me encanta que la música de fondo te haya gustado. Es una de mis melodías favoritas.
Saludos cordiales y ánimo en el estudio.
JDC

jdsa dijo...

Francamente me quedé prendado por la canción. Ando buscándola como un loco aunque no hallé un resultado favorable. ¿Te importaría decirme cuál es su título? Desde ya gracias.

Juan Diego Caballero dijo...

No, claro, no me importa. La canción se llama "logan water" y está en el disco "The rubi", de Aly Bain y Phil Cunningham.
Saludos cordiales
JDC

ISOBEL dijo...

dudas ninguna, es una de las mas hermosas pinturas al oleo, ellos eran los auténticos maestros de la técnica, no hay como los flamencos para darse cuenta de las posibilidades plásticas del oleo, este verano cuando me encontré frente a la obra no podía creerme lo que estaban viendo mis ojos, desaparecieron hasta los turistas, un saludo

jdsa dijo...

Gracias ;)

Es de agradecer la rapidez con la que contestas a las preguntas que los lectores te planteamos, eso dice mucho de ti

PD: El lunes tengo un examen de Historia del Arte. Románico, Gótico y Mudéjar son los tres temas. Espero que se de bien la cosa

Tayete dijo...

Fantástica entrada, Juan Diego. Sólo discrepo en una cosa: para mí el más grande de los pintores flamencos era Van der Weyden. Probablemente no por técnica, pero sí por la capacidad de transmitir emociones. Y encima tenemos la suerte de poder ver en el Prado su "Descendimiento", su obra cumbre.

Juan Diego Caballero dijo...

Gracias, Tayete, por tu comentario. Respecto a tu discrepancia, es absolutamente respetable. También pienso que Van der Weyden era un grandísmo pintor. Es que en esta escuela, lo son todos, prácticamente. Pero el ritmo de mis clases (y mis propias capacidades) no me dan para hacer tantos artículos como quisiera. Más adelante lo abordaré.
Saludos cordiales
JDC

Anónimo dijo...

Increíble esta aportación para los amantes del arte. gracias!

Anónimo dijo...

este aporte es una mierda no me a servido para nada dais ascooo

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger