08 mayo 2007

FRANK LLOYD WRIGHT: ARQUITECTURA Y NATURALEZA

EL CREADOR DE LA ARQUITECTURA ORGÁNICA

Frank Lloyd Wright: "Casa Robie" (1909). Chicago.

¿Qué sucede si un niño pasa los primeros años de su vida en una granja, en estrecho contacto con la naturaleza y sus encantos? Pues que los recuerdos de esa etapa van a ser imborrables y el adulto en el que el niño se convertira habrá quedado furtemente influido por sus experiencias de esos primeros años de vida. Pero, ¿qué pasa si el adulto es a la vez arquitecto? No tiene porqué pasar nada. Pero en el caso que nos ocupa, la obra del norteamericano Frank Lloyd Wright (1867-1959) no fue así. Wright va a dejarnos en muchas de sus obras una clara muestra del interés que poseía por conectar la arquitectura con el medio, con esa naturaleza que, de niño, le cautivó.

Como profesional, Wright tuvo la enorme suerte de iniciar su carrera en el estudio de Louis Sullivan, el más destacado representante de la Escuela de Chicago, hasta que en 1896 abrió ya su propio estudio de arquitectura. Comienza así la llamada "etapa clásica" (1900-1910),en la que Wright construye numerosas "casas de la pradera", unas viviendas de tipo unifamiliar y en entornos naturales (bosques, lagos, etc.) en las que ya deja manifiestos sus intereses: la horizontalidad de los volúmenes, las cubiertas que generan aleros de gran tamaño, la presencia de una amplia chimenea y los ventanales apaisados. Todo ello con escasa o nula decoración y con una idea central: la de la planta libre, en forma de cruz, que permite jugar visualmente con el espacio.

Su segunda etapa profesional se extiende entre 1910-1933. Wright es ya un arquitecto conocido que se instala cerca de Spring Green, donde levantó su propio hogar, el famoso Taliesen. Una verdadera racha de mala suerte se cebó en la construcción, que fue destruida tres veces por sendos incendios. En uno de ellos Wright perdió a su familia y acabó por trasladarse a Japón, donde durante unos años realizó una obra enormemente variada, en la que acusa influencias de la arquitectura japonesa tradicional respecto a la organización de los espacios. De regreso a EE. UU. en 1922, realiza una producción variada, caracterizada por el valor que da a las posibilidades del hormigón armado, pero en medio de un cierto olvido que le hace recibir menos encargos.

Frank Lloyd Wright: "casa Kaufmann" (1936): Bear Run (EE.UU.).

En su última etapa profesional, Wright es redescubierto por la crítica y los constructores en su propio país. Realizará entonces sus dos obras más conocidas, la Casa de la Cascada, que podemos considerar el manifiesto de la arquitectura orgánica, por su completa integración de vivienda y entorno natural, y el conjunto del edificio-fábrica Jonhson Wax, en Racine, donde emplea unos asombrosos pilares de hormigón. Su carrera se remata con la construcción del famoso Museo Guggemheim de Nueva York, donde emplea de el hormigón armado para dar a la construcción su aspecto helicoidal tan característico.
.
Es asombroso el volumen de la información sobre Wright en Internet. Su biografía podéis consultarla aquí. Como en el caso de Le Corbusier, existe una Fundación Frank Lloyd Wright, aunque su página no nos proporciona demasiada información útil, más allá del listado completo de sus trabajos. Sin embargo, este otro sitio en inglés ofrece amplias posibilidades de incrementar los conocimientos sobre el arquitecto norteamericano, por los numerosos enlaces que contiene. También existe una sociedad dedicada a la conservación de los edificios que Wright construyó. El propósito de Wright en la Web es el de reunir enlaces sobre este autor, ordenándolos de manera cronológica y, en parte, temática. Lógicamente, la archiconocida Casa de la Cascada tiene su propia web, muy comercial. Por último, daos un paseo por esta interesante página, de atractivo diseño. Pero si queréis una visión general de la arquitectura orgánica, entonces recurrid a a esta animada y musical página.
.
Frank Lloyd Wright: "Museo Guggemheim" (1959). Nueva York.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanta!

Anónimo dijo...

La casa de la Cascada es la construcción más conocida de Frank, está situada en un bosque de Pensilvania. La casa está construida con hormigón y la piedra de la cascada.
La primera planta está construida en unos pilares que permiten que transcurra el agua de la cascada y esta llegue hasta una piscina.
Sobre esos pilares se encuentra esta primera planta que, contiene un gran salón con chimenea, la cocina y unas terrazas voladizas.
En la segunda planta se encuentran, los dormitorios, baños... y una terraza perpendiculas a la de la primera planta.
También hay otra planta más, pero, de menor tamaño, dónde se encuentra un estudio.
Todo el inmobiliario es diseñado por el propio arquitecto.
Esta casa me parece una obra de arte porque, parece casi imposible pensar que se puede contruir dicha semejanza.
Aunque, también pienso que es para que viva allí alguien que le guste mucho relacionarse con el medio de la naturaleza.


María Durán Romero. 4ºC

Anónimo dijo...

lo curioso de esa casa, fue que a la hora de sacar el encofrado proveniente del gran voladizo no sabían si se derrumbaba todo o no... por ese motivo nadie se animaba en ese momento en participar del desencofrado!

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR VISITAR ENSEÑ-ARTE. RESPONDERÉ TU COMENTARIO A LA MAYOR BREVEDAD.

 

ENSEÑ-ARTE Copyright © 2011 -- Template created by Enseñ-arte -- Powered by Blogger